inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 17 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/03/2009 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Villanueva, Dancausa y Torralba en la cocina del taller.
Más oportunidades de empleo para luchar contra la crisis
La Agencia para el Empleo y el Área de Familia y Servicios Sociales firmaron en El Madroño un convenio para ofrecer formación a los colectivos con más dificultades.

“La mejor política social que puede poner en marcha un Gobierno pasa por dar oportunidades de empleo”. Así lo afirmó el delegado de Economía y Empleo y presidente de la Agencia para el Empleo, Miguel Ángel Villanueva, durante su visita, el pasado 16 de marzo, al Taller de Hostelería El Madroño. Acompañado por la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, ambos, suscribieron un convenio orientado a mejorar la formación y las posibilidades de empleo de los colectivos con más dificultades: inmigrantes, jóvenes, personas con discapacidad, mujeres que han abandonado la prostitución, etc.

Los dos delegados, junto a la concejal del distrito Carmen Torralba, visitaron el aula teórica del taller y la cocina. Una instalación muy completa en la que “hasta yo aprendería a cocinar”, bromeó Villanueva. El presidente de la Agencia para el Empleo, mostró su satisfacción con el desarrollo de este ciclo formativo y agradeció a la concejal “su esfuerzo y su receptividad para con las propuestas del Área de Economía y Hacienda”.  Para Villanueva, pese a que el Ayuntamiento no dispone de competencias directas en materia de Empleo, “con acciones como esta, concretas y específicas, demostramos el esfuerzo que estamos haciendo y nuestra preocupación por el desempleo”. Un problema que afecta ya a 179.530 madrileños. 

Taller de hostelería El Madroño
Desde que se pusiera en funcionamiento en abril del pasado año, 16 mujeres del distrito mayores de 25 años reciben clases teóricas y prácticas en una zona habilitada del Centro Cultural El Madroño. Estas privilegiadas alumnas, afirman que el curso -que finalizará en abril- se les ha hecho corto. Y es que su ciclo formativo no puede ser más completo. Además de aprender las profesiones de camarera y ayudante de cocina, atienden diariamente un comedor social que da servicio a una veintena de personas con dificultades económicas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic