inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 22 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/07/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
22.000 vecinos conectados por dos pasarelas peatonales
El alcalde de Madrid comprobó in situ el resultado final de las dos pasarelas que conectan Vicálvaro y San Blas salvando la Radial 3 y la M-40.

El pasado 26 de mayo se producía la apertura de las dos nuevas pasarelas peatonales que, levantadas sobre las autopistas R-3 y la M-40, unen Vicálvaro y San Blas. Transcurrido mes y medio desde su puesta en funcionamiento, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, acudió al distrito el pasado 10 de julio para visitar ambas infraestructuras, de las que afirmó que “son ejemplos de nuestro compromiso con el peatón, y abren nuevas oportunidades para una integración territorial cómoda y segura”. Ruiz-Gallardón aprovechó su visita además para avanzar que en esta legislatura seguirá desarrollando iniciativas similares “para ‘coser’ esas brechas urbanas que condicionan la conexión entre distritos, eliminando fronteras y haciendo una ciudad más accesible y abierta para todos”, aseguró.

Peatones y bicis
Las pasarelas sobre la M-40 y la Radial 3 disponen también de un tramo de carril bici de 753 metros que conecta el Anillo Verde Ciclista con el carril bici del sector Sur del Parque de la Cuña Verde de Vicálvaro, lo que incrementa las dotaciones de la ciudad e incentiva tanto la práctica deportiva como el desplazamiento sostenible.

“Se trata, en definitiva -explicó el alcalde-, de una doble iniciativa que, ejecutada en poco más de año y medio y con una inversión de 4 millones de euros, ha permitido trazar una pasarela de 90 metros en el caso de la que cruza la M-40, y de 190 metros en el de la Radial 3, cada una con cinco metros de ancho separados en viales que permiten el tránsito diferenciado entre peatones y bicicletas”.

La pasarela sobre la Radial 3 dispone de dos rampas de acceso de 74 metros en el lado Norte y 40,5 en el Sur. Tanto esta como la que salva la M-40 adoptan la tipología de puente colgante con tirantes rígidos. “Medios técnicos -concluyó el alcalde- que, como siempre en nuestra acción de gobierno, sirven al propósito de crear una ciudad más amable, accesible y sencilla de vivir para todos los ciudadanos, de modo que, en Madrid, habitar en una metrópoli no sea sinónimo de dureza, sino de comodidad y calidad de vida”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic