inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/12/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El ascensor lleva meses sin prestar servicio.
Orines, vómitos y actos vandálicos inutilizan el ascensor de Puerta de Arganda
La empresa encargada del mantenimiento de la instalación emplea hasta dos horas diarias en la limpieza de los 2 m2 escasos de superficie con los que cuenta el ascensor, según afirmaron desde la Junta Municipal.

No funciona. Ese es el estado que, desde hace meses, presenta el ascensor de la pasarela peatonal de Puerta de Arganda. Según afirman los vecinos de la zona, el elevador dejó de prestar servicio aproximadamente en verano. Su periodo más largo de inactividad desde que se pusiera en funcionamiento en 2005, pero no el único, ya que al parecer, sufre constantes averías. Un grave inconveniente, teniendo en cuenta que para las personas con problemas de movilidad, se trata de la única manera de acceder a la pasarela. Por ello y con el objetivo de solucionar la situación, el asunto fue llevado al Pleno del distrito, el pasado 27 de noviembre. El concejal socialista, Daniel Viondi, mediante proposición, exigió a la Junta Municipal que reparase las deficiencias del ascensor, incrementando su mantenimiento y la conservación de la instalación en adelante. El edil recordó además que este tema ya se trató en el Pleno hace dos años por otra avería y entonces, los responsables municipales, “se comprometieron a revisarlo para que no volviera a ocurrir”, afirmó. Pasado el tiempo la situación, lejos de mejorar, se repite y los motivos que lo explican son rotundos. Según manifestó el portavoz del PP, Julián Gonzalo, “al encontrarse en la calle y no estar protegido, el ascensor sufre dificultades técnicas y actos constantes de vandalismo”. Gonzalo, quiso aclarar además que en cuanto se detecta cualquier problema, “se intenta solventar de forma automática y sistemática desde esta Junta Municipal”, pero añadió que no siempre la reparación resulta sencilla. Orines, vómitos, restos de basura y pintadas se acumulan en el habitáculo, por lo que “la empresa de mantenimiento emplea hasta dos horas diarias en la limpieza de estos 2 m2”, afirmó Gonzalo. Otras veces se arrancan botones interiores, lo que impide su funcionamiento por riesgo de electrocución. También la lluvia ha ocasionado problemas en el sistema motor del elevador. Por ello, hace algunos meses, y según afirmó la propia concejal, Carmen Torralba, se colocó un tejadillo protector. “Hemos realizado más reparaciones y más sustituciones de los elementos de las que se puedan imaginar, pero las agresiones que sufre el ascensor son constantes”, explicó Torralba. 

Ante tal panorama, la Junta ha anunciado que están estudiando la posibilidad de instalar una nueva rampa hacia Gran Vía del Este. Una solución que desde el PSOE entienden, podría haberse contemplado en el proyecto inicial.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic