inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 23 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/04/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Pintadas sobre el suelo, las guías del aparcamiento.
Pintadas sobre el suelo, las guías del aparcamiento.
Paralizado el aparcamiento del solar parroquial por presiones políticas
El proyecto, que iba a servir para financiar las obras de la Parroquia Beata Teresa de Calcuta, se ha paralizado después de que el asunto se tratara en el Pleno Municipal. La delegada de Urbanismo y Vivienda confirmó que de haber uso lucrativo, el suelo revertiría en el Ayuntamiento.

Aún no se ha colocado ni un solo ladrillo pero la Iglesia Beata Teresa de Calcuta ya ha sido objeto de polémica. La parcela sobre la que se construirá, ubicada en el número 14 de la calle Campo de la Torre (Valderrivas), es uno de los solares municipales cedidos al Arzobispado según el convenio rubricado por ambas instituciones en el año 1997. Una decisión muy discutida por los partidos de la oposición que consideran desproporcionada la entrega de suelo público a la Iglesia en un barrio que carece de dotaciones básicas como escuelas infantiles, centro cultural, biblioteca, o centro de salud, entre otras. Pero el conflicto de la parcela colindante al colegio Pedro Duque va más allá y es que, desde que se produjera la cesión en el año 2003, no se ha iniciado trabajo alguno. De hecho, todo apuntaba a que el año pasado comenzarían las obras después de que a finales de 2006 se solicitara una licencia para la colocación de módulos prefabricados de uso provisional, pero lo cierto es que ni una sola máquina ha entrado en el solar, salvo para allanar el terreno. Fuentes del Arzobispado justifican tal circunstancia aduciendo que la Parroquia se concibió en principio como una filial de Santa María de La Antigua, pero la gran aceptación con la que ha contado en el barrio -el elevado número de fieles que acude al local de la calle Omega, 56- ha obligado a replantearse el proyecto inicial para convertir la nueva iglesia en una parroquia independiente. 

Así las cosas, hace unas semanas el Grupo Municipal Socialista denunciaba además que la mencionada parcela no albergaría una iglesia, sino un aparcamiento en superficie. Un proyecto que según el Arzobispado, iba a servir para financiar las obras y que dispone además de licencia provisional concedida por la propia Administración municipal. El asunto fue llevado al Pleno del pasado mes de marzo, pues según afirman desde el PSOE, “no estamos dispuestos a consentir que se haga uso de una parcela pública con fines lucrativos y si el Arzobispado no tiene previsto construir la iglesia, debería devolver el suelo, que es patrimonio municipal”. Por su parte, la delegada de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, aclaró al respecto que “si ese aparcamiento fuera con aprovechamiento lucrativo, automáticamente el día que el Arzobispado cobre un euro por aparcar, la parcela revertirá en el Ayuntamiento, pues se estaría haciendo un uso que no es el del objeto del convenio, pero eso no ha ocurrido”.

A día de hoy, según ha confirmado el Arzobispado, se trabaja en la redacción de un nuevo proyecto de obras, por lo que no existe fecha concreta aún para el inicio de las mismas y el aparcamiento se ha paralizado.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic