inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 21 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/12/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El templo del Santísimo Cristo de la Guía y el colegio aledaño, desde la calle Casalarreina.
El colegio ha ido ganando aulas del templo.
Protestas contra el “abandono” de El Cristo de La Guía
Un grupo de fieles de esta parroquia, ubicada en la calle Casalarreina, asegura que desde los últimos años, en este templo se les ha impuesto el cese absoluto de las actividades pastorales.

La que hace años era una parroquia en auge, muy viva y repleta de actividades, es ya capilla del Colegio Cristo de la Guía. Eso es lo que afirma un grupo de fieles del templo homónimo. Al parecer, hace unos años, la falta de sacerdotes obligó a fusionar las parroquias de San Juan de Sahagún y El Cristo de La Guía, quedando así constituidas como un solo territorio parroquial con dos templos igualmente principales. Así -afirman-, figura en el decreto de fusión y así se lo hizo saber el vicario episcopal, añadiendo que habría actividades en los dos templos, “cosa que no se ha cumplido”. Desde entonces, “sibilinamente, nos han ido quitando todas las actividades”, asegura uno de los fieles. 

Según comentaron a EL DISTRITO, en este templo ya no hay despacho parroquial, ni oficina de Cáritas, catequesis, cursos prematrimoniales, confirmación, reuniones de formación, consejo parroquial, etc. “Sólo nos queda una misa diaria y la del domingo, cuyo horario habitual se ha modificado”, aseguran. 

Para este grupo de feligreses, el motivo que impulsa esta falta progresiva de actividades no es otro que el de favorecer la ampliación de la escuela infantil anexa, al go a lo que, por otra parte, no se oponen. En este sentido, añaden que existe una carta de cesión de varias aulas de la iglesia a dicha escuela infantil. “Sin embargo, no sólo se han cedido aulas, sino también parte del templo, en concreto, una capilla que hoy funciona como una clase más del colegio”. 

Un proyecto en el aire
En junio de 2003, este periódico se hacía eco de un proyecto urbanístico en los terrenos que hoy ocupan la escuela infantil y el templo. El plan comprendía una nueva iglesia, una escuela infantil, un centro de día concertado, una casa de acogida y un aparcamiento. Algo que hasta la fecha no se ha llevado a cabo, según afirma uno de los fieles, “porque no les hemos dejado”. Ellos quieren que las autoridades competentes respeten su lugar de culto. Un espacio que se construyó sobre un solar donado por un matrimonio del distrito y levantado gracias al legado de una benefactora, otorgado por testamento, así como a los donativos de los vicalvareños. “Se trata de una iglesia levantada por el pueblo, a ella le hemos dedicado nuestro esfuerzo y parte de nuestra vida y en ella hemos vivido muy buenos momentos, por eso queremos que la respeten”.

A favor de la Iglesia
Este grupo de fieles afirma que no está en contra de que se haga el colegio pero se muestra en de-sacuerdo con la manera de actuar de los responsables y considera que se ha desvirtuado el sentido original de una guardería que nació con vocación de servicio -atendía a los niños de las familias humildes y trabajadoras tan sólo por el coste de las comidas-. “No se trata de ningún ataque contra la Iglesia a la que le seguimos dando nuestra vida y nuestro tiempo, sino contra lo que están haciendo”. 

Por ello, por su causa, están dispuestos a recurrir a quien haga falta con tal de que se les escuche. Así, hasta la fecha, siguen acudiendo a misa puntualmente y participando en la vida parroquial, hasta donde les es posible. Además, hace unos años enviaron más de 400 firmas al cardenal Rouco Varela, con el fin de ponerle al corriente de la situación, aunque según afirman no se han tenido en cuenta. 

Saben que el que tienen por delante es un camino difícil, pero están dispuestos a afrontarlo y se preguntan cuánto valen para las autoridades los derechos de los seglares.

EL DISTRITO ha preguntado sobre el asunto a la Vicaría III, donde aseguran desconocer la polémica. Por su parte, el Arzobispado, al cierre de esta edición no ha contestado a este medio.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic