inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 19 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/03/2010 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Desde esta esquina los agentes efectuaron dos disparos contra la trasera del vehículo.
Una violenta persecución por San Cipriano se salda con un policía herido
Agentes de la comisaría de San Blas-Vicálvaro buscaban un vehículo cuyo robo había sido denunciado días antes en Alcobendas.

El pasado 1 de marzo, los vecinos que transitaban por San Cipriano se convirtieron en testigos de una escena de película. Eran las 21.15 horas cuando varios agentes de la comisaría de San Blas-Vicálvaro detenían su vehículo a la altura del número 18. Según informan fuentes de la Jefatura Superior, se dirigían a hablar con un ciudadano que les había alertado por teléfono de que su vehículo (un Audi de color azul cuyo robo había denunciado pocos días antes en la comisaría de Alcobendas) se encontraba estacionado en las inmediaciones. Cuando los agentes localizaron el coche, éste permanecía vacío y con las luces de emergencia encendidas. Fue entonces cuando los supuestos ladrones se percataron de la presencia policial y corrieron hacia el vehículo para escapar. Los agentes les dieron el alto e intentaron cortarles el paso, pero entonces uno de los sujetos -el conductor- sin pensarlo dos veces, intentó arrollar a uno de los policías hasta en dos ocasiones. Tendido en el suelo y malherido, este sacó su arma y disparó dos tiros a una de las ruedas del vehículo. Dos disparos que alertaron a los vecinos que en ese momento se encontraban en una cafetería aledaña. “Al principio creímos que se trataba de petardos. Entonces nos asomamos y vimos a un agente -compañero del herido- corriendo detrás de un coche”, explica un testigo del suceso. El policía llegó hasta la esquina de una conocida entidad bancaria y allí realizó otros dos disparos, esta vez contra la parte trasera del vehículo, que no consiguieron detenerlo.

Minutos después, una unidad del Samur-Protección Civil se desplazaba hasta el lugar del suceso para atender al agente atropellado, aquejado de varias heridas, por las que ocasionó baja en el servicio durante varios días. 

La Policía continúa investigando el suceso, así como el paradero del vehículo. Testigos presenciales aseguran haberlo visto abandonar la calle San Cipriano a una velocidad superior a los 180 km/h. y dirigirse a la carretera de Coslada.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic