inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/05/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El colegio estará listo para el próximo curso.
Winston Churchill: un colegio a escasos metros de las vías del tren
Tras varias negativas, responsables de la Comunidad de Madrid confirmaron a los padres que el centro dispondría de medidas antirruido antes de su puesta en funcionamiento.

Tres líneas de cercanías con trenes haciendo su entrada cada 3 minutos en hora punta, más varios convoyes de mercancías circulando durante todo el día por Puerta de Arganda, son la causa de que los padres y madres del colegio Winston Churchill se hayan movilizado para solicitar que el centro contemple las medidas antirruido pertinentes. Según afirman, a escasos meses de que el colegio empiece a funcionar, la Administración regional no parecía haberse percatado de la necesidad de que un colegio ubicado a escasos 100 metros de las vías, dispusiera de algún tipo de aislamiento sonoro. Algo que los padres achacan a que “parece que el proyecto se ha planificado sin pisar el terreno”. 

Hasta la fecha, tres han sido las reuniones que los representantes del AMPA han mantenido con el director del Área Territorial, Bonifacio Alcañiz. En la primera de ellas solicitaron acceder al proyecto de obras para conocer las previsiones, pero “nos dejaron aparte”, aseguran. Posteriormente, y tras conocer que no se habían valorado las medidas antirruido, enviaron varias cartas a las distintas administraciones con un objetivo muy claro: que estudiaran el caso “y se adoptaran las medidas oportunas para eliminar toda fuente de ruidos y vibraciones procedentes de las calles, las vías y la estación”. Para los padres, la relación entre el el ruido y la disminución del rendimiento escolar está más que probada en diversos estudios. Además, sostienen -basándose en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid- que la zona en cuestión supera los límites máximos de niveles sonoros ambientales permitidos para un área destinada a uso educativo. Sin embargo, y tras una segunda reunión, aseguran que los responsables regionales manifestaron que las medidas antirruido no eran necesarias. 

Por su parte, fuentes de ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), consultadas por los padres, aseguraron desconocer por completo el proyecto del colegio y afirmaron no poder tomar medidas al respecto si la Comunidad de Madrid no lo solicitaba así.

Finalmente, y tras meses de confusión, en una tercera reunión los padres recibían la esperada noticia. Según les confirmaron, se estaban realizando las gestiones pertinentes para que las medidas antirruido estén listas antes del que el colegio comience a funcionar. 

La nueva Puerta de Arganda
A la espera de que la protección sonora se haga realidad, a los padres del Winston Churchill les ha surgido una nueva preocupación. Y es que parece que un perímetro de la parcela -alrededor de 2.500 m2- que ellos consideraban parte del colegio, pertenece al área destinada a la ampliación de intercambiador de Puerta de Arganda. Un proyecto que, en opinión del concejal socialista Daniel Viondi, “el Ayuntamiento debe dejar claro”. Viondi, que visitó la zona el pasado 12 de mayo solicitó que el Consistorio desarrollase un plan de movilidad y medidas alternativas, “por lo que pueda afectar al colegio”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic