inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 17 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
06/11/2009 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Desde hace unas semanas, el robo de tapas de alcantarilla ha aumentado en el barrio.
Vecinos de Villaverde Alto preocupados por el robo de tapas de alcantarillas en sus calles
Según los vecinos, estos hurtos “se producen por la noche y de lunes a jueves, cuando menos gente hay por las calles del distrito”.

Después de los robos de cableado en busca de cobre, parece que ahora lo que está de moda es la sustracción de tapas de alcantarilla. Los vecinos de Villaverde Alto ya han denunciado esta circunstancia y la Junta de Distrito ha empezado a tomar medidas para recolocarlas de nuevo. Los residentes aseguran que los robos de las tapas son menores que los de cobre, debido al peso de las primeras, pero que en las últimas semanas estos han aumentado de forma considerable. Según ellos, los hurtos se suelen realizar de noche, de lunes a jueves, y cuando no hay mucha gente por las calles. Así, apuntan a los polígonos industriales de la zona como los más perjudicados por este asunto.
Por otra parte, al tiempo que se han incrementado este tipo de delitos han disminuido los hurtos de cable de cobre debido, sobre todo, a una mayor vigilancia policial en chatarrerías e instalaciones y al elevado riesgo de electrocución. La mayoría de las tapas robadas son de alcantarillado, pero también las hay de luz, telefonía y gas, y suelen acabar en chatarrerías ilegales. Allí se paga entre 9 y 19 céntimos por el hierro, dependiendo de la pureza del mismo. De este modo los ladrones pueden conseguir unos 8 euros por una tapa de unos 50 kilos. Debido al peso de las tapas los cacos suelen actuar en grupo, utilizando un fuerte gancho de hierro para llevarse la tapa. 

Peligro para viandantes
Además, alertan de que la ausencia de estas ‘tapas’ es peligrosa para los viandantes, ya que se pueden producir accidentes. “Aunque las zonas están señaladas para que la gente no meta el pie es una circunstancia que hay que subsanar porque para eso pagamos nuestros impuestos”, señala un vecino.

Aunque el Canal de Isabel II ha apuntado que los robos no han crecido especialmente, “sus técnicos están comenzando a sellar las tapas que reponen con varios puntos de soldadura”, explican los vecinos.  Una vez que los vecinos detecten la ausencia de una tapa, deben avisar a la Policía Municipal o al Canal de Isabel II, para que las repongan.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic