inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/07/2007 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los vecinos de Villaverde y Getafe se unen contra la instalación de una planta de reciclaje de escombros
Una plantación de árboles en los terrenos del conflicto y el registro de las decenas de cartas de queja de los vecinos, últimas movilizaciones.

El complejo de Valdemingómez, con sus hornos y sus vertederos, la depuradora de la China, la de Butarque y la de Madrid-Sur (la más grande de la Comunidad), dos plantas de secado de lodos al aire libre... Los vecinos de Villaverde y de Perales del Río (Getafe) están hartos de que todo este tipo de instalaciones, que consideran necesarias, se instalen siempre en el mismo terreno que se encuentra muy cerca de sus viviendas. Ahora se han enterado de que a escasos metros de sus casas van a instalar una planta de reciclaje de escombros de 70.000 metros cuadrados en la carretera M-301. “Los mayores afectados de Villaverde serán los vecinos de la Avenida de los Rosales en el barrio de Butarque, una zona machacada por las depuradoras. Pero próximamente se tiene previsto consturir viviendas en un desarrollo que está al lado de El Salobral y esas viviendas también van a estar muy próximas a esa planta. Además, los vecinos de Perales tendrán esta instalación a tan sólo 200 metros de sus casas”, explica Ernesto Rodríguez de la Asociación de Vecinos de El Espinillo. “Por ello nos hemos unido a los vecinos de Perales porque consideramos que ésta es una lucha común”, continúa.

Sin hacer mucho ruido 
Una de las cosas que más ha molestado a los vecinos es que “todo se ha hecho con mucho sigilo y de forma que no se enterara nadie. No se ha informado de nada. A la hora de hacer la obra ni siquiera se han puesto los carteles reglamentarios. Algunos se creían que se iba a hacer un parque en esos terrenos”, afirma Rodríguez. Javier Corredor, de la Asociación de Vecinos El Caserío de Perales del Río, relata que todo comenzó después de las elecciones “nadie nos ha informado y estamos cansados de que todo este tipo de instalaciones se proyecten aquí. No admitimos ya más plantas de este tipo. Deberían descargar esta zona y poner un parque. Algo que esté a favor del medio ambiente y no en contra”. Además, Corredor incide en la gran cantidad de efectos negativos que este proyecto va a producir “se trata de una planta gigantesca que generará polvo, olores, contaminación y el tránsito de una gran cantidad de camiones diarios. El centro de salud de Perales se ha opuesto a esta planta”. Por ello tanto unos como otros han hecho frente común y el pasado 3 de junio plantaron árboles en el solar del conflicto y el día 6 se acercaron al registro de la Comunidad para dejar constancia de las cartas de queja a la presidenta de la Comunidad. Además cuentan con el apoyo del alcalde de Getafe.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic