inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 23 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/05/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Aguirre apuesta por un nuevo urbanismo donde los edificios no superen las 4 alturas
La presidenta de la Comunidad de Madrid acudió al Foro de ABC y anunció una serie de medidas en materia de vivienda que pasan por fomentar el alquiler así como iniciar el camino de un urbanismo renovador y más humano.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció el pasado 7 de mayo  una batería de propuestas en materia de vivienda, urbanismo y medio ambiente que pasan por fomentar el alquiler ofreciendo 45.000 viviendas en la próxima legislatura y limitando las edificaciones a cuatro alturas.

Aguirre hizo estas propuestas durante el Foro organizado por el diario ABC. Iniciativas que provocarán un cambio en la fisonomía de la región. Así, señaló que tras el éxito de la iniciativa del Plan de Vivienda Joven, que ha supuesto que haya suelo comprometido para construir 73.000 viviendas con la fórmula de alquiler con opción a compra, la Comunidad de Madrid emprenderá en la próxima legislatura un Plan de Vivienda en Alquiler, abierto a todos los ciudadanos y sin distinción de edad, que ofrecerá 45.000 viviendas. Por regla general serán de unos 70 metros cuadrados, se alquilarán por un plazo máximo de 10 años y su renta será inferior incluso a la del Plan de Vivienda Joven (5,5 veces el Iprem). Pasados esos 10 años, los adjudicatarios de estas viviendas públicas en alquiler tendrán prioridad para optar a una vivienda de protección pública en propiedad. De momento, la Comunidad “ya dispone de suelo, con Plan Parcial aprobado, para más de 11.000 viviendas correspondientes a este ambicioso plan”, afirmó Aguirre. Además, ya se han convocado los correspondientes concursos para las 7.906 primeras.

La candidata a la reelección también apostó por realizar otra forma de urbanismo, distinto del “apelotonado y deshumanizado donde, en muchos casos, las personas viven en moles de más de 10 alturas en las afueras de las ciudades”. “Ha llegado la hora de iniciar el camino de un urbanismo renovador y, desde luego, mucho más humano”, añadió Aguirre, por lo que, si los madrileños vuelven a renovarle su confianza, en la próxima legislatura en todas las zonas residenciales de nueva construcción se limitará la altura máxima de los edificios a 4 plantas (3 más ático). Esta limitación de las cuatro alturas, como es lógico, tendrá sus excepciones cuando se trate de construir edificios singulares, que enriquezcan el patrimonio arquitectónico y cultural de la región.

Este último anuncio ya ha sido analizado por los expertos, y en ocasiones no de forma positiva. Es el caso del decano del Colegio de Arquitectos, Ricardo Aroca, quien señaló que la propuesta “no tiene ni pies ni cabeza”. Con respecto a la repercusión de la medida en el mercado señaló que en “los casos en los que se pueda construir menos, los solares valdrán menos”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic