inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 22 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/01/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los ruidos de los alrededores del Colegio dificultan las clases, sobre todo en hora punta.
El tráfico rompe el silencio de las clases en el Colegio Legado Crespo
Tanto el AMPA como la dirección del Colegio se quejan de que, debido a su situación -entre el Paseo de Acacias, la Glorieta de Embajadores y la Ronda de Segovia- dar clase en hora punta se convierta en una labor casi imposible, debido al alto nivel de ruido existente.

Ruidos que hacen que las horas de enseñanza dadas en el Colegio Legado Crespo no sean tan provechosas como deberían. Esto es lo que denuncia al AMPA de dicho Colegio que, desde hace años, se queja de que el ruido provocado por el tráfico de las calles adyacentes al edificio hace que las clases diarias en las aulas sean una tarea complicada. 

“Lo peor llega de 9 a 10, hora punta para el tráfico en una gran ciudad como Madrid”, explica Javier, presidente en funciones del AMPA del Colegio. “El ruido en las aulas es insufrible, los profesores tienen que chillar para que sean medio oídos, y esto no favorece para nada a mantener la atención de los niños”. 

Tanto la dirección del Colegio como desde este mismo AMPA, se ha denunciado la situación; para ellos existe un mal aislamiento de las clases, por lo que piden desde hace tiempo un cambio de las ventanas del colegio, para que cuenten con unos cristales más gruesos que aíslen mejor el ruido.

Proposición del PSOE

Estas quejas han llegado al PSOE, que ha decidido llevar una proposición al Pleno de enero, en la que se pide la realización de un estudio sobre el ruido de las aulas, que dictamine si en realidad los niveles son tan altos como para influir en las clases. 

Según ha explicado Óscar Iglesias, concejal socialista del distrito, “se trataría de un estudio riguroso y prolongado, que se lleve a cabo en diferentes horas del día para comprobar los niveles reales de ruido”. Iglesias cree que el ruido provocado por el tráfico es “tremendo en hora punta; antes la excusa del gran nivel de circulación eran las obras de la zona, ahora las obras han acabado, pero el tráfico sigue siendo horrible”. “El ruido diario influye en la capacidad de concentración de los estudiantes, así como en el trabajo de los profesores, que día a día tienen que forzar su voz para poder ser escuchados”, explica.

El problema crece en verano, época en la que las ventanas tienen que abrirse, por lo que el ruido que se introduce en las aulas es mucho mayor. Por eso, otro de los puntos que se piden desde el AMPA y que ha recogido la proposición del PSOE es que se estudie la climatización de las clases, para que no sea necesario abrir las ventanas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic