inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/06/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La transformación del Manzanares en un parque fluvial de ocio es el proyecto estrella del alcalde
Parques, jardines, zonas de pesca y remo, embarcadero, cafeterías, espacios culturales y polideportivos conformarán el entorno del nuevo río.

Tras el soterramiento de la M-30, Alberto Ruiz-Gallardón se enfrenta ahora a la segunda parte de su proyecto más ambicioso como alcalde de Madrid: crear para los peatones un parque alrededor del río Manzanares de más de un millón y medio de m2 que reúna naturaleza, deporte, ocio y cultura. Nada más conocer su victoria, el alcalde electo anunció que se pondría a trabajar al día siguiente “desde las ocho y media de la mañana”; las mismas palabras que el pasado 19 de mayo dirigió a su equipo durante la presentación del proyecto de transformación del Manzanares.

Corredor medioambiental
Gallardón, para quien el Proyecto Madrid Río es el más importante de la legislatura, propuso convertir las márgenes del Manzanares en un corredor medioambiental que integre el ocio y el deporte, sustituyendo los automóviles por paseantes y árboles y conectando la ciudad con el río a través de puentes y pasarelas que enlazarán los distritos con el centro de la ciudad. “Veremos playas urbanas, embarcaderos, zonas de paseo con accesos para discapacitados, se podrá remar, habrá carriles bici, veladores, restaurantes y se podrá practicar una docena de deportes como voley-playa, futbito, baloncesto, tenis, etcétera”, ha explicado Pilar Martínez, concejala en funciones de Urbanismo y responsable en buena medida del soterramiento de la M-30. Además, “la naturaleza se integrará en la ciudad mediante el gran pulmón verde de la Casa de Campo”, añadió Martínez.

Transformación en ocho puntos
Gallardón resumió todas estas propuestas en ocho puntos. Primero, recuperar el río, hacerlo más limpio, accesible y verde mediante un gran sistema de colectores y estanques, la nueva iluminación del río  -ya instalada y diseñada según criterios estéticos y sostenibles, con miles de puntos de luz que reconfiguran el perfil nocturno de Madrid-, agentes de parques y nuevos trazados de las calles adyacentes, que continuarán a ambos márgenes mediante pasarelas y puentes. En segundo lugar, el Salón de Pinos, 8.000 árboles en la ribera occidental con cafeterías, quioscos y áreas infantiles para los paseantes. Luego, la recuperación del Parque de La Arganzuela, entre los puentes de Toledo y Praga, creando una playa urbana y un espacio público que permita pasear bajo los puentes; se plantarán aquí 5.000 árboles y se creará un carril bici, una pista de patinaje, un área de juegos infantiles, un auditorio, un centro cultural y otro para informar sobre las actividades en el entorno del río. En cuarto lugar, integrar la Casa de Campo en la ciudad, remodelando los puentes del Rey y de Segovia para crear un gran parque urbano que conecte Casa de Campo, parque fluvial del Manzanares, Gran Vía y Palacio Real. Otra actuación consistirá en la recuperación de los puentes históricos (el de Toledo, el de Segovia y el del Rey), ajardinándolos e iluminándolos. El sexto punto es el desarrollo ambiental y de ocio: el parque fluvial relacionará diversas instalaciones deportivas, y habrá un gran escenario cultural en Arganzuela con acceso al Matadero. Por último, se acometerá la rehabilitación de viviendas y edificios, y se urbanizará y dotará de equipamientos a los barrios que rodean el río.

 

Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic