inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/09/2007 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Barajas podrá “respirar” tranquila a finales de 2010

Ya hay fecha para la desaparición de los tanques de queroseno del distrito. Será a finales del año 2010. Así lo ratifica el convenio que firmaron la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) y AENA. La eliminación de estos depósitos, que contienen unos 70 millones de litros de combustible,  es uno de los proyectos de un plan de modernización del suministro y las instalaciones de la empresa en la región, al que CLH y AENA destinarán 192 millones de euros, 47 de los cuales servirán para retirar los tanques. El presidente de la compañía CLH, José Luis López de Silanes, reconoce que será la obra más costosa de todas las inversiones previstas. Los más de 47 millones de euros permitirán crear una red de hidrantes desde Torrejón de Ardoz al aeropuerto, de modo que el queroseno no permanecerá acumulado en Barajas, sino en la planta de la localidad torrejonera.

Los vecinos entusiasmados
Parece que con esta decisión y después de haber esperado 20 años, los vecinos del distito, por fin podrán “respirar” tranquilos. Según afirma Julián Moreno, presidente de AFAO (Asociación Familiar Alonso Ojeda) “se trata de una noticia muy positiva que aplaudimos” y añade “lo único que pedimos a Fomento, ya que el plazo nos parece un poco largo, es que acelere los trámites administrativos”.

Moreno afirma que son muchos los peligros e inconvenientes que ocasionan estos depósitos que se en-cuentran a menos de 100 metros de algunas viviendas del distrito. “Cuando se amplió la linea 8 de metro hasta el pueblo de Barajas aparecieron filtraciones de queroseno que hicieron que estas obras se paralizaran. Además, ahora la feria del distrito se hace a escasos metros de estos depósitos y hay puestos como la churerría que están a sólo 50 metros, con los problemas de seguridad que eso acarrea. Por otro lado, en cuanto un avión tenga que hacer una maniobra de aterrizaje se  encuentra con esos depósitos con los que podría chocar”. Problemas que dentro de menos de cuatro años podrán estar solucionados.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic