inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 23 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/10/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Una pelota de golf impacta en una mujer cuando paseaba por el parque Juan Carlos I
La víctima denunció los hechos en las dependencias policiales de San Blas, alertando del riesgo del campo de golf aledaño al parque

Una mujer de 57 años de edad sufrió el pasado 7 de octubre un fuerte golpe en la cabeza a causa de una pelota de golf  que había sobrepasado la valla que delimita el parque Juan Carlos I y el club del Olivar de la Hinojosa -ubicados ambos espacios en el madrileño distrito de Barajas-. Los hechos tuvieron lugar pasadas las 16:30 horas, momento en el que la señora paseaba por la zona ajardinada; entonces recibió un impacto en su antebrazo, percatándose de que le había golpeado una pelota de golf. 

Tras el incidente, la mujer acudió al centro de salud de Barajas, donde le fue expedido el correspondiente informe clínico en el que se detallaban las secuelas del accidente. Así, en el documento se indicaba que la paciente presentaba una contusión en el antebrazo izquierdo; igualmente, en el mismo parte de lesiones se observaba  “un edema y eritema de aproximadamente cuatro centímetros en cara anterolateral de antebrazo izquierdo”. 

Tras el examen médico, la afectada acudió a las dependencias policiales de San Blas para interponer la pertinente denuncia sobre los hechos acaecidos. El Distrito ha tenido acceso al atestado policial en el que se incluyen los datos que rodearon el incidente y que relatan todo lo publicado en el presente artículo. 

Igualmente, este medio de comunicación ha contactado con la mujer que sufrió el golpe, quien ha manifestado su indignación ante las medidas de seguridad implementadas por el club privado de Olivar de la Hinojosa. “Juegan a la ruleta rusa”, espetaba la afectada, quien subrayaba que no es la primera vez que observa cómo las pelotas de golf de la finca particular atraviesan la valla y se cuelan en el parque. “Hasta en tres ocasiones hemos podido ver caer las pelotas al recinto público”, señalaba. Es por ello que ha exigido que se aumente la altura de la valla de seguridad con el objetivo de evitar cualquier desgracia: “A mí me dio en el brazo, pero ¿y si le golpea a alguien en la cabeza?”, se pregunta. 

 

Zona concurrida
En el propio atestado policial, la víctima quiso hacer constar que en el parque Juan carlos I hay áreas infantiles donde los pequeños juegan, así como tramos por los que circulan bicicletas y personas en patines. Añadir que el espacio de recreo  es muy concurrido. <<(Todo ello) con el peligro que supone que las pelotas de golf sobrepasen la valla, ya que son pelotas pequeñas con mucho peso y que alcanzan mucha velocidad>>, se podía leer en la denuncia de los hechos. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic