inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 22 de septiembre de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/08/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

La Policía escolta a los empleados de limpieza ante las continuas agresiones de vecinos

Una pareja de agentes de la Policía Municipal de Madrid tuvo que escoltar a varios operarios de limpieza que realizaban sus labores en el barrio de Alto de San Isidro, en el madrileño distrito de Carabanchel.

Las constantes agresiones de vecinos de la zona al personal de limpieza han obligado al Ayuntamiento a destinar efectivos del cuerpo de seguridad local para proteger a los empleados. Sin embargo, según adelante el diario El Mundo, la medida tomada por el Ejecutivo local no se circunscribe únicamente al citado barrio, sino que también ha tenido que procurar de salvaguardia a los trabajadores que actúan en Colonia de los Ángeles y Plata y Castañar -en Villaverde-, Caño Roto -ubicado en el distrito de Latina- y Pan Bendito -también en Carabanchel-.

Según manifiestan algunos residentes de las zonas afectadas a El Mundo, los ruidos generados por el camión y las sopladoras desatan la violencia en puntos donde la convivencia no es una seña de identidad y donde los problemas de drogas y reyertas son la tónica predominante en el día a día. “Aquí no entra nadie. Todos tienen miedo”, expresa uno de los vecinos al mencionado medio de comunicación. Precisamente, las cifras de la Policía Municipal de la capital confirman que Alto de San Isidro y Pan Bendito fueron la segunda zona en la que se registraron más intervenciones por parte de efectivos del cuerpo local en 2018.

Esta problemática también tiene su réplica a la hora de que los operarios de limpieza entren en el barrio para proceder a desarrollar sus labores higiénicas. Los empleados son recibidos con insultos que derivan en lanzamiento de objetos y agresiones; asimismo, en Pan Bendito, los funcionarios han llegado a ser atacados con carabinas de aire comprimido. Para evitar este tipo de episodios, los policías no se alejan de los trabajadores, manteniendo una distancia de al menos cinco metros con éstos.

No obstante, desde el Sindicato de Limpieza y Mantenimiento Urbano han mostrado su preocupación ante este tipo de incidentes, exigiendo que se investigue y judicialice a los responsables de los ataques para evitar posibles casos más graves. Una vecina de la zona ha llegado a indicar al citado diario que si no fuera por el resguardo que la Policía da a los barrenderos, el barrio estaría lleno de basura.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic