inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 20 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/11/2014 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Presentan un libro de recetas para no olvidar en Carabanchel
En el centro de día La Magdalena apadrinado por el cocinero Juan Pozuelo

“Si nos aventuramos a recuperar la cocina tradicional, la de nuestros abuelos, la que tantas generaciones han degustado y con la que tan buenos momentos hemos pasado, estoy convencida que no olvidaremos jamás quiénes somos, cuáles son nuestras raíces, manteniendo la historia viva de nuestros mayores y, con la suya, la de nosotros mismos”. Así reza en el prólogo escrito por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que hoy ha presentado el libro de recetas “Aquellos recuerdos tan sabrosos”, apadrinado por el cocinero Juan Pozuelo, una recopilación de platos tradicionales que han hecho los mayores enfermos de Alzheimer de nueve Centros de Día municipales.

La alcaldesa ha estado acompañada en el Centro de Día La Magdalena (calle Monseñor Óscar Romero, 65) por la delegada de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, Lola Navarro; Fátima Nuñez, concejala de Carabanchel; y Jorge Guarner, consejero delegado de SARQuavitae. No se ha podido elegir mejor padrino para este recetario. Juan Pozuelo, colaborador de la Fundación Infancia con Futuro, en su página web define así su estilo, “identifico mi cocina como una cocina de raíces en la tradición, me gustan los guisos, el uso de la cuchara, recuerdo la sensación de meter la cuchara en el pisto de mi madre cuando llegaba a casa, o las tortillas de San José, o sus migas con pimientos y chorizo”.

A Pozuelo, un restaurador cercano, solidario y muy conocido por los madrileños, le gusta “una cocina identificable por quienes deseen probar a hacerla en casa, una cocina sin ningún tipo de exigencia especial, la que comeríamos todos los días, y al igual que en la vida diaria, me gustan los guiños en mis platos, algún pequeño juego, algún acertijo gastronómico o algún sueño”.  Y al hilo de sus palabras podemos decir que en esto se ha convertido este pequeño recetario elaborado por los mayores enfermos de Alzheimer, en un guiño a la memoria, en un juego para desarrollar habilidades, en acertijos para profundizar en el recuerdo y en el sueño de plasmar sus vivencias a través de las recetas que les han acompañado durante toda su vida materializado en este libro.

Para Botella esta publicación “ha sido la culminación de un gran trabajo con el que las personas atendidas en los Centros de Día municipales nos han transmitido su conocimiento y su sabiduría popular” y no sólo eso, “es importante apoyar estas iniciativas -añadió– porque creo que con estas innovaciones no sólo se desarrolla una terapia preventiva y rehabilitadora con los personas, sino que además permite llevar a cabo una labor de escucha y reconocimiento hacia los mayores, porque estamos convencidos de que todavía tiene mucho que aportar”.

Esta iniciativa surge de los centros municipales gestionados por SAR Quavitae en colaboración con el Área de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana. El recetario, elaborado por más de 50 mayores, está distribuido en 19 primeros platos, 18 segundos y 17 postres, en un diseño fácil de manejar mientras se está cocinando

Madrid, a la cabeza

La puesta en marcha de esta iniciativa ha permitido trabajar las capacidades cognitivas y funcionales de los enfermos de Alzheimer de estos centros. A nivel cognitivo se ha trabajado la memoria, la atención, las funciones ejecutivas, el cálculo y el lenguaje. A nivel funcional, las actividades instrumentales de la vida diaria con la elaboración de los platos.
 
La alcaldesa recordó la importancia de las terapias alternativas, los programas y las actividades que se desarrollan en los centros de día municipales que permiten la permanencia del mayor en su hogar el máximo tiempo posible.
 
“La ciudad de Madrid se sitúa a la cabeza de España en equipamientos de estas características demostrando así su compromiso en prestar una atención de calidad”, añadió Botella que recalcó que “en una época de muchas dificultades económicas y de reducción de gastos, no hemos alterado el presupuesto en gasto social. De hecho, este 2014 lo hemos mantenido en 454 millones de euros. Una cantidad equivalente a 3,4 veces el del año 2003, cuando yo me incorporé al Ayuntamiento”.
 
El presupuesto de atención a las personas mayores se ha ido incrementando año a año hasta un 88%, (118 millones en 2005, frente a los 222,1 millones de 2014), lo que demuestra, una vez más, el compromiso con la atención a las personas mayores, con una red importantísima de recursos y programas de altísima calidad.
 
Centros de Día
 
La Red de Atención de Centros de Día Municipales está formada por 101 centros con 4.463 plazas, de las que 2.493 están destinadas a mayores con deterioro cognitivo y 1.970 con disfunción física. En 2013 se atendieron a más de 7.000 mayores en toda la red. En estos equipamientos los mayores dependientes reciben una atención integral socio-sanitaria, preventiva y rehabilitadora. El presupuesto de 2014 para la gestión de estos centros se cifra en casi 36 millones de euros.
 
Los centros de día son de atención diurna, no residencial, y tienen una doble función. Por un lado, suponen un servicio imprescindible de apoyo para los mayores dependientes puesto que les permite continuar en su hogar retrasando el ingreso en una residencia. Por otro, apoyan a los cuidadores facilitando la conciliación familiar y laboral al poder contar con un servicio que atiende a los mayores en todos los ámbitos y que ofrecen apoyo y asesoramiento a la familia.
 
Desde los centros además de los programas tradicionales se realizan tratamientos complementarios con los que se logra: mantener las capacidades físicas y psicomotrices para retrasar el envejecimiento o el deterioro por enfermedad; mejorar la autoestima de la persona enferma o mayor potenciando y preservando su autonomía y la calidad de vida; mantener las capacidades cognitivas influyendo en la estabilidad y mejora del estado de ánimo; promover el entretenimiento y la diversión, fomentado actividades lúdicas y de participación social; y estimular y favorecer las relaciones e interacciones interpersonales, la integración y la comunicación.
 
El funcionamiento de estos centros son ejemplo de buena práctica y esto lo avala el último Estudio de satisfacción a usuarios y familiares de Centros de Día del que se desprende que el 96.6% de los usuarios manifiesta sentirse satisfecho o muy satisfecho, y el 97,7% recomendaría este servicio a otras personas en su situación.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic