inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/04/2009 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Edificio de venta libre.
Bloques de vivienda pública.
Realojos en edificios de vivienda libre ponen en alerta a los vecinos de Abrantes
“Casas con calefacción central, conserje, jardines, aparcamiento, etc... ¿Esto es lo que entiende la EMVS como vivienda social?”, se preguntan los vecinos.

Avenida de Abrantes. En la acera de los impares, hacia el número 105, bloques de vivienda libre. Al otro lado de la avenida, en los números pares, edificios de vi-vienda pública, susceptibles de acoger realojos de familias desfavorecidas económicamente. Problema: la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) ha comprado viviendas en el mercado libre donde se están produciendo realojos de familias de etnia gitana. Este es el caso de la  Comunidad de Propietarios de la Avenida de Abrantes, 103 y 105 y de la Comunidad de la calle Ca-rrero Juan Ramón 5 y 7, según afirman los vecinos. “Por aquí el 80% de las viviendas son públicas y ya han pasado al mercado de vivienda libre, por eso no entendemos por qué la EMVS esta realojando a familias en viviendas privadas. Viviendas que han costado mucho y que siguen costando un dinero a todos los contribuyentes, ya que el dinero que se está utilizando para pagarlas es municipal”, señalan. Otro de los temas que se preguntan  los vecinos es por qué la EMVS en ningún momento, con carácter previo, ha comunicado a las comunidades de propietarios su intención de comprar una vivienda en esas fincas. Cuestiones que, de momento, no han recibido respuesta y por las que los vecinos seguirán luchando.

Todo comenzó hace poco más de dos años cuando, según explican los vecinos de la Comunidad de Abrantes 103 y 105, la EMVS decidió comprar pisos en ese bloque de vivienda libre para el posterior realojo de una familia de etnia gitana. “Además de no habernos comentado nada y de no tratarse de viviendas públicas, esta familia ha producido varios desperfectos en la Comunidad”, cuentan los vecinos de la finca. “Hacen un mal uso del ascensor, han roto interruptores de la luz, han quemado el techo del portal y han dejado en la acera chatarra y sanitarios”. Además, “lo que es más grave porque está escapando al control de la EMVS”, es que la casa está adjudicada para albergar a una sola familia, pero los vecinos aseguran que son dos las que viven en el piso, concretamente el 1ºC del portal 105. Además, los vecinos entienden, y así se lo han comunicado al Departamento de Servicios Sociales de la EMVS el pasado 23 de abril de 2008, que “con el importe invertido en la adquisición y acondicionamiento de esta vivienda podrían fácilmente haber comprado dos viviendas en la misma zona o entorno que conllevase un menor coste de comunidad, impuestos y  reparación o sustitución de sus instalaciones”. Los propietarios de la finca argumentan que “hemos in-vertido con mucho esfuerzo en nuestras viviendas, en función de las condiciones que ofrecían y que ahora se han visto notablemente alteradas”, y continúan “una de las consecuencias de este realojo es la enorme dificultad de vender nuestros pisos”. La EMVS por su parte contestó al escrito argumentando ser consciente “de que los procesos de integración necesitan de apoyo continuo y por eso tiene firmado un convenio de colaboración con la Fundación Secretariado Gitano que se encargará de solucionar cualquier problema que pueda surgir”.

El caso de Carrero Juan Ramón
La Comunidad de la calle Carrero Juan Ramón 5 y 7 también cuenta con dos pisos comprados por la EMVS para realojos. Estos también han enviado escritos al consejero delegado de la EMVS contando la situación que estaban padeciendo en octubre de 2007 y durante 2008 con la familia realojada. “La convivencia se está deteriorando día a día pues estos vecinos se orinan en las escaleras y estropean los porteros automáticos”. Además, en septiembre de 2008 se produjo un incendio en uno de los pisos de realojo. Actualmente los vecinos están intentando conseguir una reunión con la EMVS.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic