inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de febrero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/01/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los residentes se ven obligados a aparcar en la acera (Google Maps)
Vecinos del paseo de San Illán se manifiestan contra las multas de aparcamiento
Vecinos San Illán, ubicada en el madrileño distrito de Carabanchel, se cconcentraron la pasada noche para protestar ante la falta de aparcamientos que afecta al barrio y a sus residentes, obligados a dejar sus vehículos en las aceras, con la consiguiente sanción que ello implica. Y es que el pasado jueves, 17 de enero, un total de 200 automóviles fueron multados en la citada vía. Los vecinos, hartos de esta situación, exigieron una solución al Ayuntamiento de Madrid. 

La propia formación de Ciudadanos ha advertido sobre el problema relacionado con el tráfico en el distrito, especialmente en las inmediaciones de Plaza Elíptica, y las incidencias registradas por la falta de plazas de aparcamiento. En este sentido, el grupo de la oposición, a través del portavoz adjunto de Cs en Carabanchel, ha recordado que el Ejecutivo local había proyectado hasta 13 párkings disuasorios, si bien la medida ha quedado abocado a los cajones. 

Asimismo, la situación que denuncia Ciudadanos se agrava en el Paseo de San Illán, donde los residentes aparcan sus vehículos en batería en uno de los dos carriles de la calle ante la imposibilidad de encontrar sitio en la zona. Sin embargo, la Policía Municipal recibió una llamada avisando de cómo los turismos ocupaban parte de las aceras, impidiendo el paso. Los agentes se personaron en el lugar, sacaron su libreta de multas y comenzaron a sancionar. Los vecinos, al percatarse de que el cuerpo de seguridad local estaba dejando ‘notitas’ en los limpiaparabrisas, procedieron raudos a retirar sus automóviles, generando un atasco de grandes proporciones.

A este respecto, desde el sindicato CSIT-Unión Profesional informan sobre supuestas presiones a la Policía Municipal para que acudan a la calle Illán a tramitar las correspondientes sanciones cuando antes “se hacía la vista gorda” debido a las dificultades de estacionamiento que presenta el barrio. La organización ha llegado a reprochar que se le abriese un expediente disciplinario a un uniformado de Carabanchel por no denunciar un hecho similar. “Ante el temor de ser expedientados, cada vez que son requeridos por algún hecho similar, actúan bajo las indicaciones de Gestión Disciplinaria, bajo la amenaza de ser sancionados”, señala CSIT a un diario de tirada nacional. 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic