inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/12/2016 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto
Los comerciantes temen el impacto económico negativo del cierre de tráfico
Policía Municipal y Agentes de Movilidad prevén un caos circulatorio y refuerzan sus plantillas

Los cortes en el centro de Madrid mantienen en alerta a la Policía Municipal y a los Agentes de Movilidad para quienes va a suponer una carga de trabajo añadida en este periodo de las fiestas navideñas. El Ayuntamiento ha reforzado las plantillas porque estos agentes van a ser los encargados de establecer los controles de acceso y paso a zonas restringidas y temen los atascos y el caos circulatorio.

El posible caos circulatorio por el corte de parte de la Gran Vía, no solo lo temen los conductores, también los policías y agentes de movilidad. Aseguran que el Ayuntamiento ha dejado a ellos la responsabilidad de "interpretar" quien accede y quien no sin una organización previa. Y no solo en la Gran Vía, también tendrán que encargarse de desviar el tráfico en algunos accesos de la M30.

El Ayuntamiento, sin embargo, asegura que el corte está bien organizado y que estas quejas no tienen justificación alguna. El principal problema al que se van a enfrentar es el de los aparcamientos. El acceso a ellos se prohibirá cuando estén llenos o a punto de completarse. Como no existe comunicación entre los parking y la Policía Municipal, puede darse el caso de que permitan pasar a conductores cuando ya sea demasiado tarde y no queden plazas, y por tanto sean multados injustamente.

Por su parte, los comerciantes de las zonas afectadas por los cortes no ven con buenos ojos la medida del consistorio madrileño y temen el impacto económico negativo que les va a suponer.

Francisco Aranda, Portavoz de la Confederación Empresarial de Madrid, explica a Telemadrid la preocupación entre los comerciantes ante una medida que nunca antes hasta ahora se había adoptado y en unos momentos en que, debido al largo puente de la Constitución, la ocupación que se prevé en la almendra central es superior al 85 por ciento.

Durante los últimos días los comerciantes de la zona se han quejado de la falta de información por parte del Ayuntamiento y la preocupación ha cundido también en el sector de la hostelería ya que puede afectar también a la facturación de restaurantes y bares de la zona centro.

De la misma manera, son muchos quienes temen que el cierre al tráfico pueda tener un efecto disuasorio entre los turistas que se mueven en coche en unos días en que el centro de Madrid acoge a muchos visitantes.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic