inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 22 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
23/02/2009 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
En los recovecos del Viaducto de Segovia ‘viven’ entre mantas y cartones un grupo de indigentes.
Solar, situado entre la Ronda de Segovia y la calle Segovia, en el que viven inmigrantes del Este.
Decenas de personas sin hogar malviven debajo del Viaducto de Segovia y aledaños
Los vecinos aseguran que la mayoría es gente que no roba, ni agrede ni se mete con nadie. “Simplemente han hecho de parte de la calle su casa”.

Se calcula que en Madrid capital viven unas 1.700 personas sin hogar. De ellos, más de 300 están en el distrito de Centro.  Suelen refugiarse en plazas, puentes, calles o parques. Han hecho de esos lugares sus casas, el lugar donde comen, duermen y desarrollan su vida. Los albergues de la ciudad de Madrid pueden llegar a ser insuficientes en los días más crudos del invierno, y en los meses de verano muchas de las plazas se reducen. Muchos de ellos, además, están cerrando últimamente sus puertas, como cuenta uno de los vecinos de la zona. “Por San Francisco El Grande hay bastante gente que duerme en la calle. Hace poco cerraron un albergue que había en la zona. Algo parecido ha ocurrido también en la Ronda de Valencia y cerca de la Catedral de la Almudena, donde el refugio El Don de María tiene los días contandos”. 

Según el informe sobre personas sin hogar en Madrid, presentado a mediados del mes de abril por la delegada de Asuntos Sociales, Concepción Dancausa, durante los días más fríos del invierno pasado se contabilizaron 651 personas pasando la noche al raso en las calles de Madrid. El 21% de ellas se encontraba en las calles del distrito de Centro. 

Se refugian en las plazas como la de Gabriel Miró o en el Viaducto de Segovia, incluso en solares situados al lado del Parque de las Vistillas, entre la calle Segovia y la Ronda de Segovia. Hacen de esos lugares sus verdaderas ‘casas’, “duermen en tiendas de campaña, recogen el ‘chiringuito’ a las 8.00 horas y luego vuelven sobre las 14.00 a comer”, explica Antonio, uno de los vecinos de la zona. “En el viaducto suelen dormir diariamente una decena de personas. Tienen sus colchones y sus mantas, y se refugian en los recovecos del frío invierno”, cuentan dos trabajadoras de limpieza de parques y jardines. “En el mirador que da al Parque de las Vistillas también vive gente. Durante el día dejan los cartones metidos entre las columnas del mirador o guardados entre árboles o plantas del parque. Luego, cuando anochece, se van acercando a la zona para prepararse la cama”, continúan explicando. Así sobreviven las más de 300 personas sin hogar que ‘viven’ en el distrito de Centro. En general, los vecinos de la zona coinciden en que es gente que vive en la calle, pero que no provoca ningún incidente “normalmente no agreden, ni roban, ni se meten con la gente. Simplemente se han buscado esos lugares para vivir porque no tienen casa ni dinero”. 

Pequeños conflictos
Pero puede que el asentamiento más escandaloso se encuentre en un solar que hay situado al final del Parque de las Vistilla, entre la calle Segovia y la Ronda de Segovia. Allí, entre grandes montones de basura y tiendas de campaña, viven decenas de inmigrantes de países del Este. “Estos sí que suelen ser algo más conflictivos. Pero normalmente porque tienen peleas entre ellos por conseguir el mejor sitio para dormir o  el mejor trozo de comida para llevarse a la boca”, explica Antonio. Los residentes señalan que con la crisis, el número de personas sin hogar se ha incrementado: “se nota que las cosas están mal y cada vez más gente se encuentra con la situación de ‘vivir’ en la calle”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic