inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/11/2018 - Aarón Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Inspección ha levantado 4 actas y ha hecho más de 30 requerimientos a Metro
La Inspección de Trabajo ha levantado a Metro de Madrid cuatro actas de infracción y ha hecho más de treinta requerimientos a la compañía desde octubre de 2017 por incumplimientos de la legislación en materia de prevención de riesgos laborales por la presencia de amianto en el suburbano.

La inspectora de Trabajo y Seguridad Social, Pilar Carranza, ha ofrecido estos datos en una comparecencia ante la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre la presencia de amianto en Metro de Madrid. La Inspección de Trabajo inició su labor para constatar el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en Metro de Madrid en octubre de 2017, ha indicado.

Ha detallado que las actas de infracción de Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio de Empleo y Seguridad Social se remiten a la autoridad laboral, que debe resolverlas, que en este caso es la Dirección General de Trabajo de la Comunidad de Madrid. Hasta el momento, ha asegurado, la Inspección de Trabajo ha investigado cuatro casos de enfermedad profesional por la exposición a fibras procedentes del amianto en el suburbano madrileño.

Carranza no ha aportado más detalles debido a que una de las actas de infracción de febrero de 2018 -relacionada con los casos de enfermedad profesional- se ha remitido a la Fiscalía, que ha abierto una investigación penal por un posible delito contra los derechos de los trabajadores.

Ha manifestado que Metro de Madrid ha colaborado, como cualquier otra empresa, en un hecho tan importante, y "no ha habido un ápice de obstrucción" en la labor de la Inspección de Trabajo. Por su parte, el consejero delegado de Metro de Madrid entre 2009 y 2015, Ignacio González Velayos, ha asegurado que "jamás" recibió informe alguno sobre la presencia de amianto en el suburbano y ha reconocido que "alguien, erróneamente, no informó correctamente en la cadena de mando a los diferentes responsables para tomar medidas".

González Velayos ha expuesto que nadie le puso de manifiesto esta situación mientras ocupó el cargo de consejero delegado y que tuvo conocimiento de este problema cuando empezó "a aparecer en los medios de comunicación". "Alguien, erróneamente, no informó correctamente en la cadena de mando a los diferentes responsables para tomar medidas", ha reconocido el exconsejero, quien ha aseverado que, aunque se haya podido equivocar "mil veces" en su gestión, "hubiera tomado medidas" de haber conocido que había amianto en el Metro, como ahora está haciendo el máximo responsable del suburbano madrileño, Borja Carabante.

Preguntado por la venta a Argentina de trenes que contenían amianto, González Velayos ha resaltado que él mismo propuso al Consejo de Administración de Metro una primera operación que fue aprobada por unanimidad y que se llevó a cabo en 2011. Ha afirmado que existían informes económicos y técnicos que respaldaban la venta, y ha añadido que nunca habría propuesto su realización si hubiese sido irregular: "No soy tan animal", ha dicho.

"En ningún momento" se comunicó al Consejo de Administración que los trenes que se vendieron a Argentina "tenían amianto", ha subrayado el exconsejero. Asimismo, el viceconsejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras entre junio de 2015 y mayo de 2018, Jesús Valverde, ha destacado que su cese no tuvo nada que ver con la gestión de la presencia de amianto en Metro de Madrid.

El diputado socialista Daniel Viondi ha indicado que su grupo considera que Valverde fue cesado por la gestión de este problema, a lo que el exviceconsejero le ha contestado: "Su grupo está absolutamente errado". Valverde ha afirmado que en ninguna de sus diferentes etapas como alto cargo de Metro de Madrid y del Gobierno regional tuvo constancia de que hubiera un "riesgo" en el suburbano por la presencia de amianto.

La "primera noticia" que tuvo Valverde a este respecto no la recibió hasta septiembre u octubre de 2017, cuando se declaró el primero de los cuatro casos de enfermedad profesional de trabajadores de Metro como consecuencia de su exposición a fibras procedentes del amianto.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic