inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de agosto de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/07/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Policía Municipal, desbordada la primera noche de celebración del Orgullo
La plantilla de la Policía Municipal de Madrid ha venido advirtiendo sobre la falta de efectivos del cuerpo local de cara a la celebración del Orgullo Gay.

El concejal del área, Javier Barbero, respondía por su parte que la seguridad estaba garantizada. Sin embargo, la primera noche de celebración del sábado al domingo 1 de junio se cerró con numerosos incidentes de robos, reyertas, botellones e incluso avalanchas, que hicieron que las autoridades se vieran desbordadas. 

El pulso que mantienen los policías municipales con el Ejecutivo de Manuela Carmena se tradujo en que gran parte de la plantilla municipal se negase a echar horas extraordinarias de manera voluntaria. Además de la confrontación del Gobierno con los agentes hay que añadir la planificación que el consistorio previó de cara a los festejos del Orgullo. Los sindicatos más críticos con el Ayuntamiento, CSIT-Unión Profesional y APMU han cargado contra Ahora Madrid denunciando la carga de trabajo a la que estuvieron sometidos los efectivos policiales la noche del sábado al domingo. 

“Los comunicados a la operadora no paraban de llegar. Lo peor fue cuando empezamos a ser requeridos en la Plaza del Rey y en la de Chueca por reyertas. Cada tres minutos se acercaba alguien denunciando que le habían robado o le habían pegado”, aseguraba uno de los agentes al diario ABC. Los funcionarios que estaban de servicio tuvieron que pedir refuerzo a compañeros destinados a otros servicios e incluso se planteó la necesidad de que acudiera la Policía Nacional. No obstante, los festejos coincidieron con varios conciertos que recibía la capital en el Bernabéu y en la Caja Mágica.

Los trabajadores del cuerpo de seguridad denunciaron que sólo había disponibles seis agentes para dar respuesta a las más de 3.000 personas concentradas en Chueca y Rey y que estaban de botellón. Uno de los momentos más tensos fue cuando se recibió el aviso de que un joven había sido degollado en la calle del Barquillo. El SAMUR tuvo problemas para acceder debido al cúmulo de personas. Finalmente, los sanitarios pudieron llegar al lugar donde se encontraba el herido, siendo trasladado a la UVI. 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic