inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 14 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/09/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Meses de molestias para los vecinos de la Avenida de Burgos por las obras del AVE
Los comercios de la zona son otros de los perjudicados. No soportan los ruidos nocturnos pero la suciedad incide más si cabe en sus locales.

Polvo y ruido para los vecinos son dos de los incovenientes que acompañan a cualquier obra pública en la ciudad de Madrid. Pero si hablamos de los trabajos de la línea del AVE Madrid-Segovia-Valladolid, la intensidad de las mo-lestias se intensifican de forma considerable.

Los residentes de la Avenida de Burgos, muy cerca de la estación de Chamartín, llevan meses siendo testigos del avance de esta infraestructura y, lo que es peor, soportando día y noche los ruidos que lleva aparejada. Frente a sus casas se si-túa una de las puertas de acceso a la obra, por lo que el trasiego de los camiones y las grúas es constante.  Además, una montaña de arena, que ha llegado a superar los cuatro pisos de altura, preside la zona, empeorando otro de los principales inconvenientes de estos trabajos: el polvo.

El entorno de la Avenida de Burgos es una de las zonas más altas de la ciudad y el aire, casi siempre presente, se encarga de trasladar el polvo hacia los edificios. Las ventanas de las casas e incluso las piscinas de las urbanizaciones están necesitando este verano más cuidados de lo habitual.

Los comercios de la zona son otros de los perjudicados. Si bien soportan mejor los ruidos porque no deben convivir con ellos durante las noche, el problema de la suciedad incide más si cabe en sus locales, sobre todo en los bares y las cafeterías. Estos propietarios coinciden en asegurar que sus clientes son más reticentes a permanecer en las terrazas de sus negocios. Unas terrazas que deben permanecer el mayor tiempo posible recogidas para evitar que las mesas y las sillas se llenen de polvo.   

Si se cumplen las expectativas previstas, los trabajos de la línea ferroviaria de alta velocidad finalizarán a finales de año. Por tanto, los vecinos de la Avenida de Burgos todavía sufrirán las obras unos meses más. Ánimo.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic