inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/02/2014 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Jaime Lissavetzky en el homenaje ayer a Indalecio Prieto.
Los socialistas rinden homenaje a Indalecio Prieto en Chamberí
Madrid dedica una placa al que fuera ministro de Fomento y Hacienda en su domicilio de Carranza 20

El PSOE madrileño rindió ayer homenaje a Indalecio Prieto, dirigente socialista y ministro de Fomento y Hacienda en los años 30, con la instalación de una placa en el número 20 de la calle Carranza, donde se ubicó su vivienda y la sede del PSOE. Lissavetzky, que subrayó la importancia de tener viva la memoria, repasó algunos de los proyectos realizados por Prieto en la capital en aquella época convulsa que precedió a la Guerra Civil, entre los que se encuentran la entrega a la ciudad de la Casa de Campo o la ampliación de los bulevares y del eje de la Castellana. El portavoz recordó que Prieto “soñó el futuro y fue capaz de llevarlo a cabo” en un momento de crisis económica y apostando por inversiones públicas”.

En opinión de Lissavetzky, del legado de Prieto en Madrid puede establecer un paralelismo en la actualidad que prueba que la austeridad, “en ocasiones convulsiva”, no es la mejor receta para frenar una situación de crisis y que “desde lo público” se pueden y deben articular soluciones. “Prieto huyó de la austeridad compulsiva que genera más pobreza”, argumentó.
 
Un nutrido grupo de personas acudieron ayer hasta la calle de Carraza. Entre ellos, Alonso Puerta, presidente de la Fundación Indalecio Prieto; Nicolás Redondo, ex dirigente de la UGT; además de los ediles del PSOE marcos Sanz, Gabriel Calles, Marisa Ybarra y Diego Cruz, también portavoz del PSOE en la Junta de Chamberí, órgano en el que los socialistas han impulsado este reconocimiento.
 
Por parte del Ejecutivo local, estuvieron presentes el delegado de Las Artes, Pedro Corral, y la presidenta de la Junta de Chamberí, distrito al que pertenece Carranza, Isabel Martínez Cubells.
 
‘Túnel de la Risa’
 
Lissavetzky glosó la figura de Indalecio Prieto para el socialismo español y como gestor público. Señaló que más allá de una referencia ideológica e histórica, está presente en la geografía madrileña. La obra más popular es el llamado ‘Túnel de la Risa’ que conecta Atocha con Chamartín pero a ello se añade la entrega de la Casa de Campo como parque público a la ciudad, la ampliación del Paseo de la Castellana y la construcción de los Nuevos Ministerios. “Todo ello en medio de una gran crisis económica. Prieto optó por la inversión pública”, apostilló.
 
En medio de la lluvia, el portavoz municipal ha leído un pasaje del libro “Madrid Carranza 20”, de Julián Zugazagoitia escritor y militante socialista, que ilustra el ambiente “abierto y difícil” del Madrid de la guerra civil. Lissavetzky reiteró que la figura de Prieto debe congregar a todos los madrileños, independientemente de las ideologías.

 

Comentarios: 2
Begoña dijo el 17/02/2014 a las 13:18h.
Lo que es peor, están homenajeando a un individuo que sacó una pistola en el Congreso. No entiendo cómo se consiente esto. Ya no sé qué más queda por ver...   Avisar al moderador
Miguel Angel dijo el 12/02/2014 a las 14:13h.
Están homenajeando a un golpista de primera y sino lean:Tras la victoria electoral de la derecha en noviembre de 1933, Prieto se alió con Largo Caballero para laminar al legalista Besteiro y preparar una guerra civil (textualmente) a fin de imponer la %u201Cdictadura del proletariado%u201D. Prieto, sin embargo, no simpatizaba con ese fin y, a pesar de haber proclamado en las Cortes la ruptura solemne e irrevocable con las izquierdas republicanas, prefería renovar la alianza con ellas para liquidar a la derecha %u2013y a la democracia%u2013, e imponer un régimen populista radicalizado. Azaña, por su parte, reaccionó a las elecciones presionando (en balde) en pro de un golpe de estado. A finales de junio de 1934, las maniobras desestabilizadoras protagonizadas por Companys amenazaban desembocar en una contienda civil, y Azaña y los suyos, en complicidad con Companys, trataron de forzar al presidente Alcalá-Zamora para que expulsara del poder a los centristas gobernantes, ofreciéndose para evitar el enfrentamiento civil que ellos mismos promovían. Fracasadas estas intrigas, se decidieron por un golpe de estado formando un gobierno sedicioso en Barcelona. Pero el éxito dependería de la actitud socialista. Azaña sabía que el PSOE preparaba su propio golpe, y habló con Prieto con vistas a una acción conjunta. Prieto aceptó y llevó la propuesta a la dirección socialista, pero ésta la rechazó por mayoría, considerando que sus preparativos revolucionarios proletarios no admitían supeditarse a un golpe burgués, aunque izquierdista. Así fracasó el común intento de ambos próceres. En Los orígenes de la guerra civil he documentado este episodio, muy esclarecedor sobre la realidad política del momento.   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic