inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 16 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/01/2009 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Contenedores con basura que no les corresponde.
Las basuras: un problema cada vez más preocupante por culpa de todos
El grupo de IU hace hincapié en este asunto y recuerda que la situación de muchas calles no es propia de una ciudad candidata a las Olimpiadas.

Mientras el ciudadano de a pie continúa concienciándose de la importancia de reciclar, y de la conservación del medio que nos rodea, el Ayuntamiento de la ciudad decide imponer una nueva tasa, que no impuesto, relacionado con el asunto del mantenimiento ecológico. Según fuentes del Área de Hacienda, cada familia madrileña deberá abonar una media de 60 euros al año porque el camión de la basura pase a recoger sus residuos. Algo por lo que hasta ahora no había que pagar y que, a partir del mes de septiembre, habrá que empezar a hacerlo.

Muchos vecinos ya han recibido la carta que el Área de Medio Ambiente está haciendo llegar a los hogares madrileños, informando de este nuevo pago, y de lo que tendrán que abonar exactamente, pues depende del valor catastral de cada vivienda. La iniciativa no ha caído muy bien entre los madrileños. Consideran que “no estamos atravesando el  momento económico más adecuado, como para estar inventándose más impuestos que pagar” reclama Jose Antonio Rivera, vecino del distrito de Ciudad Lineal, a cuya queja se suman varios ciudadanos más. Esta nueva medida llega también en un momento en el que el servicio de basuras no se encuentra, precisamente, en su mejor situación. Por lo menos así lo demuestran algunos hechos.

Los horarios de recogida de basura, las condiciones en que se encuentran los contenedores y la frecuencia de vaciado de los mismos, son algunos de los asuntos que también preocupan a los vecinos por no estar “realizándose en condiciones”. El camión de la basura, que recoge cada mañana los contenedores de residuos orgánicos y embases, realiza su trabajo con cada vez menos trabajadores. Lo que supone que han de dedicar más tiempo a cada calle, provocando con ello importantes atascos y retenciones en el tráfico (foto 1). 

Por otra parte, tal y como presentaba el grupo de IU ante el ejecutivo, las condiciones en que se encuentran muchos de los contenedores no son las más adecuadas. Hecho que dificulta la labor de los ciudadanos a la hora de cumplir con la normativa del reciclaje. Su queja, que representa la de muchos vecinos del distrito, hace referencia a que muchos contenedores están rotos (foto 2), y a que la frecuencia de vaciado de los mismos no es la adecuada, como en el caso de los container de cartón-papel y vidrio. Muchos vecinos no pueden depositar sus residuos por encontrarse estos casi siempre llenos. Esta situación obliga al ciudadano a dejar dichos residuos a los pies del contenedor, con la equivocada esperanza de que el camión se lo llevará igualmente; pero no será así hasta unos cuantos días despúes. Y es que, según han declarado a este periódico fuentes de Medio Ambiente, la frecuencia de vaciado de estos contenedores depende de la calle, pero en muchos casos no es diaria. 

Además de todas estas deficiencias en el sistema de basuras, también hay que hacer especial  mención a la actitud ciudadana. En numerosas ocasiones, los vecinos contribuyen a esta mala imagen de la ciudad vertiendo basuras en lugares y horarios que no debieran. (fotos 3 y 4). 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic