La auxiliar de enfermería niega haber matado a las ancianas: “Nunca sería capaz”

0
fichero_45087_20190416.jpg

“Me he dejado la piel para cuidar a los ancianos del hospital y que me acusen de que soy una asesina es horrible”, ha dicho Beatriz L.D., que se enfrenta a una petición del fiscal de 40 años de cárcel, de prisión permanente revisable por parte de las acusaciones, y que se ha declarado inocente ante el jurado popular que la juzga en la Audiencia Provincial de Madrid.

La acusada, que presuntamente mató a dos ancianas en 2015 y 2017 inyéctandoles aire en las venas -aunque según las acusaciones pudo haber asesinado hasta cinco más- ha asegurado que ni formaba parte de su trabajo por su condición de auxiliar manipular objetos punzantes como jeringuillas, ni conocía a las víctimas o tenía “motivo alguno” para matarlas.

Ha alegado que en el caso de la primera muerte, incluso avisó a la enfermera y a los médicos de que la paciente se encontraba muy enferma, lo que, según su defensa, “es incompatible con la idea de que fuera ella quien causara la muerte”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here