Díaz Ayuso asegura que tras el 8M la proyección del coronavirus en Madrid se multiplicó hasta 30.000 posibles contagios

0
Ayuso 8M coronavirus 30.000 contagios

Ayuso asegura que tras el 8M, y otras actividades que se desarrollaron dicha jornada, se multiplicó la proyección del coronavirus hasta los 30.000 posibles contagios.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que la cifra de contagios por coronavirus se multiplicó después de la celebración de la marcha del 8M -Día Internacional de la Mujer- y demás actividades desarrolladas durante ese fin de semana hasta la previsión de 30.000 posibles infectados. Así lo ha indicado durante su intervención en el Pleno de la Asamblea.

“A pesar de que desde el Gobierno central transmitían constantemente que el virus no tendría prácticamente incidencia en España, la Consejería de Sanidad comenzó a estudiar qué necesidades tendríamos en Madrid si el virus se extendiera, entendiendo, en aquel momento, que su capacidad de infección sería como una gripe. Y ya se aislaban y se atendían los primeros contagios, así como se ponía en cuarentena a la familia y allegados”, ha subrayado.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha advertido que ya entonces reclamaban al Ministerio de Sanidad la adquisición de Equipos de Protección Individual (EPIs). En este sentido, Díaz Ayuso aclara que desde su Gobierno comenzaron los contactos para realizar las primeras compras extraordinarias de material. Según los plazos de los que ha informado la popular, el 4 de marzo se procedió a la firma de los contratos.

 

Previsores ante la expansión del virus

La dirigente del Ejecutivo regional ha subrayado en reiteradas ocasiones que fueron los primeros en tomar decisiones. En este sentido, incide en que en los primeros días de marzo se abrieron laboratorios para agilizar el análisis de las pruebas diagnósticas; asimismo se contrataron 1.142 profesionales en hospitales y centros de salud, “y se reforzó el SUMMA con el Samur y la Cruz Roja”.

Sin embargo, Díaz Ayuso lamenta que “por muy previsores que fuéramos, teníamos malas noticias. Las proyecciones estadísticas, basadas en la evolución de los contagios en otros países, concluían que en la Comunidad de Madrid llegaríamos a los 15.000 contagios”, ha explicado. En este punto, ha indicado que el Ministerio de Sanidad les obligó “a enviar comunicaciones eclipsando el problema”.

El lunes 9 de marzo, según ha remarcado, en la Comunidad sabían que “el único modo de parar la expansión del virus era evitar las concentraciones”. “Nos dirigimos al Gobierno central para informarle que unilateralmente, si ellos no lo hacían también, cerraríamos los colegios, las universidades y prohibiríamos las entradas y salidas de los hospitales. Porque lo primero que había que proteger era al personal sanitario; ya que, si ellos se contagiaban, como ya estaba ocurriendo en el País Vasco, no tendríamos a nadie para atender a los pacientes”, ha trasladado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here