Ayuso: “No voy a cejar en el empeño de unir a Ciudadanos y Vox en Madrid”

0
D_HN8ulXoAADn4u.jpg

En su discurso en el pleno de investidura que no tiene candidato, Díaz Ayuso ha prometido “tender la mano a todas las políticas que dicen ‘no’ al sectarismo” y ha rogado a Ciudadanos y al partido de extrema derecha que aparquen sus diferencias, puesto que “es mucho más lo que los une”. El PP, que tiene 30 escaños, ya tiene un pacto de Gobierno en coalición con Ciudadanos (26 escaños), pero los votos de los 12 diputados de Vox serían imprescindibles para que prospere una hipotética investidura de Díaz Ayuso.

La formación de extrema derecha quiere que se firme un “programa único” a tres bandas, pero Ciudadanos da por “cerrado” a modificaciones el acuerdo que ha suscrito con el PP, y de hecho su portavoz, Ignacio Aguado, ha anunciado este miércoles que no volverá a reunirse conjuntamente con el PP y Vox al entender que “ya no hay nada más que negociar”. Díaz Ayuso ha recordado que el PP “ha cedido el protagonismo a sus socios” durante las últimas semanas para facilitar un acuerdo, al adoptar “un segundo plano” y reducir sus intervenciones en medios “a la mínima expresión”.

Mientras tanto, ha señalado, el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, se ha limitado a hacer “dos esfuerzos”: tomar “un café un domingo” con su homóloga de Vox, Rocío Monasterio, y convocar “la reunión de ayer” con los tres partidos para intentar desbloquear ‘in extremis’ la investidura de Díaz Ayuso, mesa que se dejó “a medias”. A su vez, ha comentado que desde el pasado 30 de junio espera un documento por parte de Vox que constituiría la base para negociar un acuerdo programático.

La candidata ha advertido a ambos partidos de que “Madrid no va a pararse por una foto” y no puede quedarse “estancada”, si bien tiene, ha subrayado, un Gobierno en funciones del PP que representa “un ejemplo de lealtad y sensatez” y al cual “ni la izquierda puede derrocar ni el centroderecha parece tener prisa en sustituir”.

El pleno de investidura ha finalizado sin ningún candidato proclamado presidente, por lo que desde este miércoles empieza a contar el plazo de dos meses para convocar nuevas elecciones autonómicas si de aquí al 10 de septiembre no hay ningún aspirante que reúna los apoyos suficientes. Para que salga adelante la investidura de un candidato es necesaria la mayoría absoluta en la primera votación (67 escaños) o una mayoría simple en la segunda, es decir, más votos a favor que en contra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here