CCOO insta a Sanidad a evitar el cierre “salvaje” de camas en hospitales

0
fichero_45498_20190522 (1).jpg

Fuentes de Sanidad indican a Efe que todos los años la disponibilidad de camas en la sanidad madrileña y española se ajusta a la demanda asistencial durante la época estival, cuando hay un descenso del número de pacientes. El verano se aprovecha para realizar mejoras y acometer obras de mantenimiento, apuntan las mismas fuentes, que precisan que la previsión inicial se va modificando para aumentar el número de camas disponibles en función de la presión asistencial.

En una nota de prensa, el sindicato señala que los picos de afluencia se producen principalmente en los servicios de Pediatría y en las urgencias debido a golpes de calor en pacientes crónicos y a episodios de deshidratación en personas de avanzada edad. El año pasado el Gobierno de la Comunidad de Madrid reconoció el cierre de más de un 20% de las camas de la región y la reducción de más de un 17% de las intervenciones quirúrgicas, recuerda CCOO.

Sin embargo, según los datos recogidos por el sindicato, en algunos hospitales madrileños el número de camas cerradas llegó a rozar el 30%. CCOO denuncia que la política de reducción de camas, cierre de quirófanos y no sustitución de personal durante las vacaciones contribuye, año tras año, a incrementar la demora en las listas de espera quirúrgicas y también en las pruebas diagnósticas, principalmente en los servicios de Radiodiagnóstico que en algunos hospitales ya alcanzan los ocho meses de demora.

Además, detalla el sindicato, la decisión de no contratar a trabajadores para las sustituciones de verano supone una sobrecarga de trabajo que se va incrementando a partir de septiembre. La mayoría de las gerencias de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) no han facilitado aún a los delegados sindicales los datos definitivos de cierre de camas.

CCOO dispone de estos datos en centros como el Hospital Gregorio Marañón, donde durante los meses de julio, agosto y septiembre se cerrarán una media de más de 200 camas al mes, sobre un total de 1.240. Durante el mes de agosto se registrará el máximo número de camas cerradas, más de 260.

En el Hospital de Móstoles el cierre de camas afectará a más de un 33% de su capacidad. La dirección del hospital, contempla el cierre de 97 camas desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre. El Hospital de Cantoblanco que depende de La Paz va a cerrar 59 camas, lo que supone un tercio del total. La Paz aún no ha facilitado la información sobre su cierre.

En el Hospital Severo Ochoa de Leganés se van a cerrar en el mes de agosto casi un centenar de camas, de un total de 335; y en el Hospital Infanta Sofía la actividad quirúrgica en verano se reducirá al 50%. Solo están programados durante el mes de agosto cinco quirófanos. Asimismo, en el Hospital Reina Sofía se van a cerrar treinta camas en plantas de hospitalización, de las 270 que hay, y está previsto que se cierren 16 camas en la zona de observación de Urgencias y entre ocho y seis camas en la UCI.

El Hospital 12 de Octubre cerrará, durante el mes de agosto, 457 camas en las unidades de hospitalización y críticos, y 84 en el Hospital Materno-Infantil. El Hospital Ramón y Cajal prevé el cierre del 50% (192) de las camas que están operativas, y en el mes de julio el 40%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here