Centros de Bachillerato y Formación Profesional podrán decidir el 35% del currículo

0
La Comunidad dará mayor autonomía a los centros de Bachillerato y de Formación Profesional al extender el próximo curso la cesión de sus competencias curriculares a estos centros docentes, iniciativa que el Ejecutivo madrileño ha sido pionero ya en su implantación en Primaria y Secundaria. Para ello, el Consejo de Gobierno ha aprobado los decretos que permitirán a los centros adaptar los contenidos curriculares de estas enseñanzas y desarrollar proyectos educativos específicos. 

 

Esta cesión curricular permite utilizar el 35% del horario lectivo para reforzar las materias que consideren oportunas y, además, implantar proyectos educativos propios que impliquen una organización horaria de las materias distinta a la establecida con carácter general. De este modo, el Ejecutivo regional da un paso más para extender la autonomía curricular a la totalidad de los centros educativos, que desde el curso 2011-12 se aplica en los de Educación Primaria y Secundaria.
 

La iniciativa de cesión de competencias a los centros se suma a otras adoptadas por la Comunidad para impulsar y mejorar el sistema educativo madrileño. Entre ellas destacan la libre elección de centro educativo, el Bachillerato Excelencia, el programa de bilingüismo, la implantación de una nueva Formación Profesional Dual, que conjuga la docencia con prácticas de empresas, la Ley de Autoridad del Profesor o nuevos criterios para el acceso a la docencia.

En este curso 2012-2013, la Consejería de Educación, Juventud y Deporte ha autorizado la implantación de proyectos propios en cerca de 200 centros de Primaria y Secundaria de la región. Entre los múltiples proyectos propios presentados por los centros destacan los de especialización deportiva, científica y musical, lenguas extranjeras o refuerzos en Matemáticas.

Proyectos específicos en Bachillerato y FP
Los decretos de autonomía aprobados por el Ejecutivo permitirá a los centros de Bachillerato que imparten estas enseñanzas desarrollar planes específicos que tengan una organización curricular de las materias diferentes de la establecida por la Comunidad, quedando garantizadas tanto la estructura del Bachillerato como las enseñanzas mínimas establecidas. En cuanto a la Formación Profesional, en la Comunidad se desarrolla con carácter experimental proyectos que flexibilizan estas enseñanzas y dan una mayor participación a las organizaciones empresariales.

El nuevo decreto incidirá en dotar de mayor autonomía a los planes de estudio de las enseñanzas de FP, lo que permitirá desarrollar proyectos específicos que conlleven una organización curricular de los módulos profesionales diferente de la establecida en los currículos de los ciclos formativos. También deberán quedar garantizados los contenidos mínimos y las horas atribuidas a cada módulo en los decretos que establecen los respectivos títulos de Formación Profesional, así como la duración total de los mismos.

La decisión de dotar a los centros de mayor autonomía se adoptó en 2011 cuando la Comunidad aprobó los cambios normativos en los decretos que establecen el currículum autonómico de Educación Primaria y Secundaria. Los centros privados madrileños pueden hacerlo en virtud de la autonomía que les confiere la Ley Orgánica de Educación –LOE-, y los sostenidos con fondos públicos acogiéndose a la implantación de los planes de innovación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here