La Comunidad informa a través de SMS de las situaciones de alerta de calor

0
El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, acompañado por la directora general de Ordenación e Inspección, Paloma Martín, ha presentado el Plan de Alerta y Prevención de los efectos del calor sobre la salud de la campaña 2013, , y que estará operativo hasta el 15 de septiembre. 

 

Se trata de la novena edición de la puesta en marcha de un plan específico para prevenir los efectos del calor. Cuenta con diversos canales para informar a los profesionales sanitarios, a los servicios sociales y a la población en general interesada, para que los madrileños estén prevenidos y adopten, en su caso, medidas de precaución ante la subida de las temperaturas. 
 

Por primera vez, este año el Plan incluye la posibilidad de recibir a través de mensajes SMS información cuando se produzcan alertas de calor. Los interesados se pueden suscribir a este servicio gratuito a través de www.madrid.org/calorysalud al igual que a la recepción de información a través de correos electrónicos. En la página web, la Consejería de Sanidad incluye, de lunes a viernes, un Boletín de Temperaturas.

Además, la Consejería de Sanidad pone en marcha una campaña informativa a través de la difusión de 3.000 carteles y 50.000 folletos con consejos para afrontar las altas temperaturas, y que se distribuirán en los centros de salud y residencias de ancianos. Este Plan se dirige a la población más vulnerable a los efectos del calor, que son los ancianos y personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

Niveles de riesgo
La sección de vigilancia de riesgos ambientales del Área de Vigilancia de Riesgos Ambientales en Salud es la unidad responsable de determinar los niveles de normalidad o alerta por calor extremo y de la difusión de la información al ciudadano. A la vez, la dirección general de Atención Primaria se encarga de notificar los casos de alerta socio-sanitaria.

En función de los informes epidemiológicos, se han establecido tres niveles de riesgo, que son la clave para determinar el nivel de intervención. El nivel 0 indica una situación de ausencia de riesgo al encontrarse las temperaturas dentro del rango de la normalidad. El nivel 1 indica precaución, se establece cuando las temperaturas máximas previstas son igual o superior a 36,6 ºC. El nivel 2 indica alto riesgo. En este caso las temperaturas máximas previstas son iguales o superiores a 38,6 ºC.

La exposición a elevadas temperaturas puede provocar diversos efectos directos en el organismo, como pueden ser entre otros, estrés, agotamiento con síntomas tales como debilidad, mal estado general o mareos. Los profesionales sanitarios recomiendan consumir al menos diariamente dos litros de agua y líquidos, en forma de zumos si es posible para evitar la deshidratación y protegerse del sol en las horas de máxima insolación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here