inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 15 de noviembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/11/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Comunidad de Madrid transforma en patrimonio la huella de la Guerra Civil
La Comunidad de Madrid fue uno de los escenarios más activos y virulentos durante la última Guerra Civil española (1936-1939), con huellas aún visibles en sus paisajes y edificios ahora transformadas en patrimonio cultural a través de un plan turístico y de recuperación difundido en la XI Bienal AR&PA.

Algo más de un centenar de los 179 municipios madrileños, especialmente la capital por el cerco que prácticamente sufrió durante los tres años de contienda, albergan alguna huella de esos episodios bélicos, ha explicado a Efe Isabel Baquedano, jefa del Área de Protección del Patrimonio en la Comunidad de Madrid.

Las cicatrices de las trincheras, casamatas, nidos de ametralladora, itinerarios de evacuación, líneas de fortificación, y puestos de mando, vigilancia y de observación son algunos de los vestigios de la Guerra Civil que han inspirado la puesta en marcha de este recurso turístico y cultural.

La memoria de cinco batallas: Madrid, Somosierra, Guadarrama, Brunete y del Jarama sostienen el Plan de Fortificaciones de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid, estructurado en torno a enclaves y varios centros de interpretación de los cuales sólo ha abierto al público el de Paredes de Buitrago (Frente del Agua).

En perspectiva figuran otros en Brunete sobre la cruenta batalla de sus alrededores; en Navalagamella, acerca del papel de las mujeres en la Guerra Civil; en Morata de Tajuña, como recuerdo de la batalla del Jarama; y otro más en Rivas-Vaciamadrid para difundir el papel de las Brigadas Internacionales.

Guadarrama y Somosierra, escenario de otros enfrentamientos célebres al comienzo de la guerra, albergarán otros centros de interpretación además de Estremera, este dedicado al conocido como el Ferrocarril de los 40 Días, proyectado para garantizar el abastecimiento de Madrid durante el cerco al que fue sometido.

"Los conceptos del patrimonio han cambiado mucho, ya no consideramos el patrimonio como algo estático", ha argumentado Baquedano acerca de la incorporación como patrimonio arqueológico de "cientos de kilómetros de trincheras y de estructuras de fortificación" existentes en la Comunidad de Madrid. 

Este proyecto, iniciado en 2016, se muestra estos días en Valladolid (del 8 al 11 de noviembre) dentro de la XI Bienal Ibérica del Patrimonio Cultural (AR&PA 2018), un salón monográfico dedicado a la gestión del legado histórico y artístico, su conservación, promoción y difusión.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic