Cs y Podemos, los más perjudicados en Madrid si se repiten las generales

0
Albert-Rivera-Iglesias-EFEEmilio-Naranjo_EDIIMA20151211_0187_5.jpg

Si la participación fuera la misma que el pasado 28 de abril, Cs registraría un descenso de seis puntos al pasar del 17 por ciento de los votos emitidos en Madrid en esa cita electoral a un once por ciento, mientras que Unidas Podemos bajaría del 15,2 al 9,6. Si se repiten las generales, el PSOE de Pedro Sánchez podría volver a ganar en la Comunidad madrileña, ya que le apoyaría el 35,7 por ciento de los madrileños que acudieron a votar en las últimas generales, un respaldo ligeramente inferior al 37 que obtuvo entre los que fueron a votar en esta región hace cinco meses (el 79,75 %).

Preguntados a qué partido votarían si se repitieran las elecciones generales, el 35,7 por ciento de los madrileños que acudieron a votar el 28A dicen que apoyarán al PSOE, el 13,4 al PP, el once a Cs, el 9,6 a Unidas Podemos y el 3,4 a Vox. En abril el 37 por ciento de los que acudieron a votar eligieron al PSOE, el 17 a Cs, el 15,2 a Unidas Podemos, el 14, 5 al PP y el 4,8 a Vox.

Esto supone que el PP, el PSOE y VOX serían por ese orden los partidos menos castigados por los madrileños en una posible convocatoria de elecciones generales el próximo noviembre. La encuesta postelectoral del CIS , realizada del 17 de junio al 16 de julio de 2019, antes de que la ‘popular’ Isabel Díaz Ayuso fuera investida presidenta de la Comunidad de Madrid y formara gobierno con Cs en agosto, refleja que el 41,5 % de los encuestados siguió con poco o ningún interés la campaña electoral de las municipales y autonómicas del 26 de mayo, frente al 38,3 % que asegura que la siguió con bastante o mucho interés.

Además el 73,2 asegura que no tuvo “nada” en cuenta las encuestas a la hora de decidir su voto y que el 9,6 las tuvo “poco” en cuenta, mientras que el 12,3 las tuvo “bastante” en cuenta y al 4,2 les influyó “mucho”. La encuesta indica que el 60,8 % de los madrileños tenía decidido lo que votaría en las autonómicas “desde hace bastante tiempo”, mientras que el 8,7 lo decidió la primera semana de la campaña electoral; el 9,4, la última semana de la campaña y el 4,5, el mismo día de las elecciones.

Respecto a la gestión del PP en la Comunidad de Madrid durante la última -en la que Ángel Garrido sustituyó en el último tramo a la dimitida Cristina Cifuentes-, solo el 20,4 la considera buena o muy buena, el 40,1 la califica de regular y el 34,5 de mala o muy mala.
Preguntados por los problemas principales de los que debería ocuparse el nuevo Gobierno de Madrid, la creación de empleo es lo primero para 28,1, seguido de la educación (26,7) y la sanidad (22,3).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here