El déficit del Estado baja a 18.080 millones en julio por mayor recaudación

0
descarga.jpg

El progresivo descenso del déficit se observa también en el resto de subsectores, lo que permitió al conjunto de las Administraciones -salvo las corporaciones locales, cuyos datos aún no se conocen- terminar el primer semestre del año con un desfase de 22.698 millones de euros, un 15,8% menos.

Según los datos de ejecución presupuestaria publicados hoy por el Ministerio de Hacienda, el déficit público del semestre equivale al 1,87% del producto interior bruto (PIB), una cifra que se sitúa por debajo tanto de la estimación del Gobierno para el conjunto del año (2,7 % del PIB) como de la meta oficial (2,2% del PIB).

En la primera mitad del año, la Administración central acumuló un déficit equivalente al 0,82% del PIB, frente al 1,07% del año anterior, cuando su objetivo oficial para el ejercicio es del 0,7%. La Seguridad Social, cuyo objetivo es el 1,1% del PIB, cerró junio con un déficit del 0,46 %, mejor que un año antes (0,51%). También mejoraron las comunidades autónomas -pasan del 0,73% al 0,59% del PIB-, por encima de su objetivo anual (0,4%), en un período en el que sólo una comunidad, el País Vasco, logró anotarse superávit.

Los datos más actualizados, que abarcan hasta julio, se refieren únicamente a la ejecución presupuestaria del Estado, que tras su reducción en los siete primeros meses del año equivalía al 1,49% del PIB, cuando un año antes era del 1,79%. Esta buena marcha viene impulsada, como en meses anteriores, por el aumento de los ingresos impositivos, del 8,3%, hasta los 93.680 millones. El total de ingresos del Estado en este período fue de 109.444 millones, un 9% más.

Todos los grandes impuestos registraron avances: los ingresos por el impuesto sobre el valor añadido (IVA) alcanzaron los 44.552 millones, un 7,8% más; los del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), 22.347 millones, un 11,9% más -debido tanto a las retenciones como al resultado de la campaña de la renta-, y los del impuesto de sociedades, 9.946 millones, un 10,3% más.

Los mayores dividendos del Banco de España y Enaire impulsaron las rentas de la propiedad hasta los 3.735 millones, un 18,3% más, mientras que los intereses cobrados por el Estado bajaron un 0,5%. Por su parte, los gastos crecieron un 5,2%, hasta los 127.524 millones, principalmente por el efecto de las transferencias corrientes a las distintas Administraciones.

En este período también aumentó la inversión (un 80,3%), la aportación a la Unión Europea (UE) por recursos de IVA y a la Renta Nacional Bruta (RNB), un 12,7%, y los consumos intermedios (un 2,3%). En cuanto a la remuneración de los asalariados, se incrementó en un 0,2% en los siete primeros meses del año pero bajó un 1,5% en julio, ya que los empleados públicos cobraron en ese mes del pasado año tanto el aumento salarial como los atrasos pendientes y en este ejercicio sólo la subida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here