inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de agosto de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/08/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
EFE.
Un empresario admite que Granados era destinatario de un chalé regalo de constructor
Un empresario ha admitido que en los terrenos que compró al constructor de Navalcarnero (Madrid) Ramiro Cid se iba a construir un chalé destinado al exconsejero y exalcalde de esta localidad Francisco Granados, pero ha dicho que esta compra no fue para tapar la verdadera titularidad de las parcelas.

(EFE). Ya han declarado ante el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, dos empresarios que compraron sucesivamente a Cid los terrenos, en los cuales, según los investigadores, el constructor iba a edificar un chalé como regalo a Granados por recalificaciones de las que se había beneficiado cuando este último era alcalde de Valdemoro (1999-2003).

Uno de ellos, Consuelo Astasio, adquirió las parcelas a Cid en 2009 y, según han informado fuentes presentes en su declaración, ha defendido ante el juez esta compra y ha explicado que decidió adquirirlas junto a otro investigado, Rafael Navarro, porque finalmente Cid le rebajó el precio.

Astasio ha explicado que él trabajaba en la obra del chalé que se estaba construyendo en la parcela gestionando las compras de material y contratando diferentes empresas, y que cobraba de Cid por estas labores. Durante ese tiempo, ha dicho, él sabía que el destinatario final del chalé era Granados y de hecho la mujer de éste acudía a la obra cada semana para controlar los trabajos. Según su versión, Granados finalmente se echó atrás y decidió no comprarlo porque era muy caro.

Según su versión, se gastaron 1 millón de euros en materiales de primera calidad para construirlo y los terrenos sobre los que se asienta valdrían otros 2 millones. En la causa figura un contrato firmado entre Cid, por un lado, y Astasio y Navarro, por otro, un día después de que se hiciese efectiva la compraventa de los terrenos en el se estipula que Cid seguía conservando la titularidad del terreno pese al cambio de propiedad.

Hoy, Astasio ha indicado al juez que no reconoce su firma en ese contrato privado y que la titularidad era suya. Ha relatado que le vendió los terrenos a Millán Jesús Pradana, el otro investigado por un delito de blanqueo que ha declarado ante el juez. Pradana ha explicado que él adquirió las parcelas, de las que a día de hoy es dueño, para su hija, con lo que ha defendido que no fue una operación para ayudar a Granados a ocultar su patrimonio.

El magistrado, que citó a estos dos empresarios el pasado enero pero sus comparecencias se aplazaron, cree que estos investigados supuestamente ayudaron a "encubrir el patrimonio ilícito" de Granados y les atribuye un delito de blanqueo. Lo hicieron, afirma el juez en el auto de citación, a través de varias sociedades que administraban y con las que, "a través de artificiosas compraventas de las parcelas" de Granados y su mujer, Nieves Alarcón -también investigada-, intentaron ocultar su verdadera titularidad.

Explica que Cid, considerado el testaferro de Granados y también investigado en la causa, "asumió" la construcción del chalé del exconsejero madrileño -que estuvo más de 2 años y medio en prisión preventiva- si bien lo registró a nombre de una de sus sociedades, Vicfidem Proyectos.

Lo hizo "como contraprestación a los favores fraudulentos obtenidos" por el exdirigente del PP de Madrid, ya que durante su etapa como alcalde de Valdemoro las empresas de Cid "se beneficiarion de las diferentes clasificaciones y reclasificaciones de terrenos y de las enajenaciones de suelo público".

Ahora bien, para continuar con la operativa de encubrimiento de la titularidad del chalé, desde 2008 los empresarios investigados intervinieron en sucesivas operativas de compraventa de las parcelas donde se ubica la casa de lujo "con el objetivo de desvincularlas del señor Cid".

Así, las primeras transmisiones de propiedad aparecen inscritas a favor de las sociedades Taller de Arquitectura y Gestión de obra (administrada por Astasio), y Conde Guedan (propiedad de Navarro), empresas que en realidad eran ficticias. Esta operativa estaba dirigida "a velar" al verdadero propietario del chalé, Francisco Granados, "y a su testaferro oficial, Ramiro Cid".

En cuanto a Pradana, el juez cree que "tapó la verdadera propiedad de los inmuebles" de Granados en 2014 a través de su empresa ficticia Calderín de Valdemoro cuando el exconsejero intentó ponerlos a la venta. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic