Madrid pide que residentes de zonas de alta incidencia puedan realizarse test de antígenos en farmacias

0
Madrid pide que residentes de zonas de alta incidencia puedan realizarse test de antígenos en farmacias
Europa Press

La Comunidad de Madrid ha remitido este miércoles al Ministerio de Sanidad la documentación complementaria sobre el plan para realizar test de antígenos en las oficinas de farmacia.

En él contempla que cualquier residente de una zona de alta incidencia o persona de riesgo pueda acudir a realizarse las pruebas en estos establecimientos.

El consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, ha remitido al ministro de Sanidad, Salvador Illa, una carta donde manifiesta que confía en su pronta respuesta.

“Esperamos que el documento resuelva todas las cuestiones concretas que pudieran haber quedado pendientes”, reza la misiva.

Asimismo, apela a “la disposición favorable por parte del Ministerio de Sanidad a esta petición”, para que “se conceda la autorización en el menor plazo de tiempo posible”.

El Ministerio de Sanidad trasladó el pasado día 15 a la Comunidad de Madrid su disposición favorable a la realización de test de antígenos de coronavirus en las oficinas de farmacia.

Esto, “en el ámbito de cribados poblacionales en zonas de alta incidencia” en la región, aunque quedó pendiente la aclaración por escrito de algunos detalles y una nueva reunión técnica.

En su carta, fechada el 22 de diciembre, Escudero ha señalado que la Comunidad de Madrid mantiene la demanda de extender esta autorización a la realización de pruebas rápidas.

Dicha solicitud fue calificada por el consejero de Sanidad como “razonable, dado que está recogida en las indicaciones homologadas para la realización de este tipo de pruebas”.

“A ello se une la situación epidemiológica actual. Y, además, consideramos que es preferible que sean realizadas en un entorno controlado y seguro”, agregó Escudero.

Así, reiteró su confianza en que se autorice, a la mayor brevedad posible, la incorporación de las Oficinas de Farmacia a la estrategia de detección temprana de Covid-19 en la Comunidad.

Estrategia con test de antígenos

La Consejería de Sanidad incorporó en la segunda quincena del mes de septiembre, tanto en Atención Primaria como en Urgencias, la realización de dichas pruebas a su estrategia.

El objetivo es controlar la transmisión del virus, reduciendo significativamente el tiempo de comunicación del resultado y, por lo tanto, la indicación de aislamiento ante un positivo.

Adicionalmente, también se emplearon las pruebas rápidas en zonas básicas de salud con alta transmisión comunitaria, al objeto de detectar precozmente a los casos asintomáticos.

Por ello, junto a la continuidad de los dispositivos fijos o móviles que actualmente hay establecidos, se propone ampliar de “manera significativa” la capacidad.

El fin es llevar a cabo las mismas mediante la incorporación de la red de oficinas de farmacia, actualmente 2.800, que de manera voluntaria puedan formar parte de una red estable.

De este modo, se realizaría una detección precoz de personas que no muestran síntomas, pero que sin embargo son transmisoras del virus.

La Consejería de Sanidad destaca la “amplia distribución” de oficinas de farmacia y la “gran disponibilidad de horarios de atención al público”.

También aclara que la realización de estas pruebas rápidas en las Oficinas de Farmacia se dirigen “exclusivamente” a personas que no muestren ningún síntoma de infección.

En los casos que presenten síntomas, el circuito al que deben dirigirse es el asistencial.

500 oficinas de farmacias dispuestas

Una primera estimación considera que podría haber en torno a 500 oficinas de farmacia en disposición de realizar esta actividad.

Su autorización se llevaría a cabo a partir de una declaración responsable acerca de la disposición de espacios físicos, medios humanos y materiales requeridos.

De igual manera, se comprometerán a gestionar los residuos biológicos, así como a cumplir los protocolos establecidos.

Por parte de los ciudadanos, la Consejería contempla dos formas de participación. Primero, la selección en función de los criterios establecidos por la Dirección General de Salud Pública.

En ese caso, los ciudadanos serán convocados por SMS desde Salud Publica para realizarse el test en una oficina de farmacia, sin coste para ellos.

La segunda es la participación voluntaria, que consiste en que “cualquier ciudadano que resida en una zona de alta incidencia y/o pertenezca a un grupo de riesgo” podrá realizarse la prueba.

En este caso, la persona se hará cargo del coste de la misma. Según la Comunidad, queda asegurada la trasmisión de los resultados obtenidos tras la realización de los test, garantizando así la trazabilidad de los mismos.

Formación de los profesionales

Solo podrán realizar las pruebas los farmacéuticos, tras superar un curso de actualización de conocimientos en la realización de estas pruebas.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Comunidad de Madrid (COFM), en coordinación con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), impartirá dicho curso.

Por ahora, según datos recogidos en un anexo al documento, 2.598 profesionales se han inscrito en el curso, 1.740 han empezado y 878 han finalizado, todos ellos habiendo aprobado.

Se trata de un curso “ad hoc y online” de 17 horas lectivas, que finaliza con un cuestionario de 20 preguntas con 5 opciones de respuesta, siendo solo una de ellas válida.

Los inscritos en el curso tienen que responder correctamente al 80 por ciento para poder aprobarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here