Piden dinero y apoyo para salvar el videoclub del barrio de Tirso de Molina

0
imagen de un videoclub.jpg

El propietario de uno de los pocos videoclubs que aún quedan en pie en Madrid, éste concretamente en Tirso de Molina, decidió cerrar el local en febrero debido a la crisis en la que se encontraba y la insuficiencia de capital para realizar todos los pagos. Andrés Santana pensaba que la decisión era definitiva, aunque uno de los clientes del barrio propuso llevar a cabo un crowfunding para así trasladarse a otro local y poder saldar las deudas de los anteriores meses.

La finalidad de este proyecto es llegar a los 13.000 euros. En el portal Go Fund se pueden realizar las donaciones para salvar este videoclub de toda la vida. Este establecimiento cuenta con más de 37.000 socios, es decir, con la aportación económica de un euro de la mitad de sus socios podrían salvar el local.

El establecimiento es uno de los 15 videoclubes que resisten a pesar de la época en la que se vive en la capital. En la Comunidad de Madrid existen 35 y en toda España, unos 350, según datos la distribuidora del video. “Para hacerse una idea del descalabro hay que pensar que Madrid llegó a concentrar el 10% de los 10.000 videoclubes que podía haber en España hace 15 años”, calcula Ignacio Carbajo, portavoz de esa distribuidora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here