Podemos lleva a la Fiscalía el sobrecoste de 60 millones de la gestión privada de la sanidad

0
descarga.jpg

El candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad, Íñigo Errejón, y la presidenta del grupo parlamentario morado en la Asamblea, Mónica García, han entregado la denuncia contra los altos cargos de la Consejería madrileña de Sanidad y del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) por los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y fraude.

“Venimos a denunciar a la Fiscalía Anticorrupción una estafa, a sabiendas, con la sanidad pública madrileña”, ha señalado Errejón, quien ha precisado que el Gobierno regional sabía desde hace al menos seis años (2012) que la gestión privada de los hospitales madrileños era seis veces más cara que la gestión pública.

Desde hace al menos seis años, según un informe de la Cámara de Cuentas, los Gobiernos del PP de Ignacio González, Cristina Cifuentes y Ángel Garrido ya sabían que la gestión privada costaba seis veces más que la gestión pública de los mismos servicios sanitarios, pero aún así siguieron “redoblando la inversión en estos centros”, ha recalcado Errejón.

“Queremos que la Fiscalía Anticorrupción nos explique si era exclusivamente negligencia y chapuza o si, por el contrario, era corruptela porque querían entregarle a unos pocos empresarios un negocio con la sanidad de todos los madrileños, haciendo que todos pagáramos más”, ha subrayado el dirigente de Podemos.

Errejón ha reclamado explicaciones al PP “en clave política” y se ha preguntado por qué siguieron apostando por la gestión privada de la sanidad “en los años más duros de la crisis”, sabiendo que era más cara que la gestión pública. Por su parte, Mónica García ha explicado que la Consejería de Sanidad tenía informes de la Cámara de Cuentas ya en el año 2012 que reflejan que las hernias en la Fundación Jiménez Días cuestan el triple que en la sanidad pública, que la hospitalización cuesta el doble o que la cirugía mayor ambulatoria cuesta hasta siete veces más.

Aunque la Consejería de Sanidad conocía estos datos, “no ha hecho más que aumentarles el presupuestos a los hospitales privados que atienden a los pacientes de la sanidad pública y aumentarles las derivaciones”, ha detallado. Durante todos estos años, los pacientes procedentes de la lista de espera de los hospitales públicos han sido derivados de manera “obscena” a los centros privados “para que hagan caja”, ha apuntado la parlamentaria de Podemos.

Para García, “hay una connivencia de la Consejería de Sanidad y del Gobierno de la Comunidad de Madrid con este sistema de derivación de fondos públicos a los hospitales privatizados”. Desde el año 2012, ha asegurado, los madrileños se podrían haber ahorrado 60 millones anuales solo con haber cambiado las tarifas a los pacientes derivados a la Fundación Jiménez Díaz, que es “el buque insignia de la privatización de la sanidad en la Comunidad de Madrid”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here