PP, Cs y Vox registran un Pleno extraordinario para la reprobación de Posse

0
EEp3PpgXUAIj5aC.jpg

Las tres formaciones, que suman 13 ediles, consideran que “la situación a la que ha abocado a Móstoles la regidora del PSOE es insostenible y está dañando de manera irreparable la imagen del municipio”, según señalan en un comunicado. “Recogiendo el clamor popular de los mostoleños por los cinco casos de nepotismo y enchufismo protagonizados por la primera edil, los tres grupos esperamos que la reprobación plenaria pueda forzar a la alcaldesa socialista a presentar su dimisión, la única salida”, ha asegurado la portavoz del PP, Mirina Cortés.

Esta solicitud se produce después de que el viernes se conociera que la expareja de la alcaldesa había sido situado como supervisor del Grupo de Intervención Especial del Ayuntamiento, constituido por Posse para la resolución de problemas urgentes en el mantenimiento de la ciudad, con lo que ha pasado a cobrar un complemento salarial de 800 euros al mes. Además, este lunes se conocía que un juez ha revocado el nombramiento de Jesús Miguel Espelosín, hijo de un histórico dirigente socialista, como nuevo gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Móstoles por “no acreditar una experiencia profesional previa de quince años en el ámbito de la actividad”.

Estos dos últimos casos polémicos se producen después de que en las dos últimas semanas hayan renunciado hasta cuatro cargos de confianza cercanos a la alcaldesa -su hermana, su tío, una amiga de la infancia y el gerente del IMS, que trabajó con esta última en la Fundación Clínica Universitaria de la URJC-. Para la oposición, se ha llegado a una situación “bochornosa”, por lo que esperan que se tomen medidas “inmediatas” para “terminar con el descrédito, al que Noelia Posse, tiene sometido a la ciudad”, según ha añadido Cortés, quien ya había dicho el viernes pasado que la regidora está “incapacitada moralmente” para seguir en el puesto.

Además, desde las tres formaciones de la oposición consideran que son los socios de Gobierno de la regidora -Más Madrid Ganar Móstoles y Podemos-, junto con el PSOE-M, quienes tienen en “en sus manos” el poder “parar este bochornoso espectáculo que la alcaldesa está dando de enchufismo familiar”. 

La regidora socialista volvió a descartar ayer su dimisión, asegurando además que se sentía “perseguida” por “algunos personajes” de su partido -y “algunos de otros” partidos-, que “están intentando pervertir la democracia y ganar con medias verdades y con mentiras lo que no han conseguido con los votos”. “Yo me voy a defender siempre que tenga la verdad. Cuando cometa una ilegalidad no tendré problema de dimitir y agachar la cabeza, pero es que yo no he hecho nada malo”, ha insistido una vez más, recalcando que “no ha hecho nada ilegal” y que “no ha incumplido el código ético del partido”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here