inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 18 de febrero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/02/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Prada afirma que sufrió un "daño familiar enorme" al haber sido espiado
El exvicepresidente regional de Madrid Alfredo Prada ha declarado en el juicio del exdirector general de Seguridad de la Comunidad de Madrid Sergio Gamón y otros cinco acusados, que desconoce quiénes ordenaron el espionaje que sufrió en 2008 pero ha asegurado: "El daño familiar que he sufrido es enorme".

La Audiencia Provincial de Madrid ha reanudado el juicio por el supuesto espionaje realizado entre marzo y mayo de 2008 a políticos del PP enfrentados a la expresidenta regional Esperanza Aguirre como Alfredo Prada y el exvicealcalde de Madrid Manuel Cobo. También ha testificado el entonces consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados -actualmente investigado en el caso de corrupción Púnica-, que ha declarado que una investigación interna de la Comunidad de Madrid descartó que se hubieran realizado en 2008 tales seguimientos.

El primero en comparecer ha sido Alfredo Prada, que ha asegurado que nunca sospechó que estuviera siendo objeto de seguimientos y que se enteró por las informaciones que publicó el diario El País, a raíz de las cuales denunció los hechos y se lo comunicó a la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Ha añadido que los partes de seguimientos que publicó El País coincidían con reuniones que pertenecían a su vida privada y que por eso decidió presentar denuncia.

"El problema es que había acontecimientos estrictamente privados y familiares en los que participaban mis hijos menores de edad, lo cual es preocupante; es un tema que hace un enorme daño personal y familiar, aunque no tenía nada que ocultar, pero no tengo ni idea ni quién lo hizo ni cómo; no puedo hacer juicios de valor", ha manifestado Prada. Ha recordado que después de que inicialmente se archivara su denuncia decidió no recurrir esta decisión porque él ya era presidente de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados y "no quería dañar los intereses del PP en lo más mínimo", aunque luego el caso se reabrió.

Preguntado Prada por su relación con el entonces vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (actualmente investigado en otro caso de corrupción, el denominado Lezo), ha manifestado que era de tipo profesional como integrantes del Gobierno regional ya que él ostentaba la Vicepresidencia segunda. Uno de los guardias civiles acusados en este caso declaró el miércoles en el juicio que, "por especial interés" de Ignacio González, recibieron en 2008 "órdenes ilegales" de realizar "seguimientos" a políticos del PP como la exdelegada del Gobierno y expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, Alfredo Prada y Manuel Cobo.

Por su parte, Francisco Granados ha recordado que se enteró de este caso a raíz de que El País publicara que "guardias civiles y policías nacionales a las órdenes de Aguirre espiaban a cargos del partido". "Era un bombazo informativo y político por lo que hablé con Esperanza Aguirre y llegamos al acuerdo de montar una investigación interna" de la que se hizo cargo la Secretaría General Técnica de la Consejería de Presidencia e Interior.

Granados ha recalcado: "Se hicieron muchas pesquisas y todas fueron negativas pues no recabamos ningún dato que nos llevara a pensar que era verdad" ese supuesto espionaje. Ha recordado que a la misma conclusión llegó la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid. Por otra parte ha asegurado que es falso lo manifestado el miércoles por dos de los tres guardias civiles acusados de que le denunciaron que habían recibido órdenes ilegales de Sergio Gamón para realizar seguimientos a cargos políticos del PP.

Granados ha aclarado que él no daba órdenes a los seis asesores que estaban destinados en la Dirección General de Seguridad, los tres guardias civiles acusados y otros tantos policías nacionales. En todo caso ha dicho que no le consta que esos guardias civiles realizaran seguimientos a políticos ni que se hubieran lucrado con dinero de la Comunidad de Madrid al margen de sus sueldos.

También ha testificado este viernes el entonces jefe de gabinete de Granados, Ignacio Palacios, que ha negado la existencia de la supuesta reunión en la que los asesores -los tres guardias civiles acusados- habrían denunciado ante el exconsejero haber recibido órdenes para realizar seguimientos.

Otra testigo, la exdiputada popular Carmen Rodríguez Flores ha explicado que el contenido de esos partes de seguimiento en los que ella figuraba como espiada no se correspondía con las actividades que había llevado a cabo esos días. El juicio seguirá el lunes con las declaraciones de más testigos, entre ellos Esperanza Aguirre e Ignacio González. 
Carlos Navalón e Irene Monmeneu









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic