Los sindicatos de la enseñanza pública madrileña rechazan los recortes y anuncian movilizaciones para septiembre

0

 

La Consejería de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid ha promulgado unilateralmente unas instrucciones de inicio de curso que supondrán el recorte de cupo de profesorado para el próximo cursos con la pérdida de más de 3.000 puestos de trabajo (que se suman a los 2.500 del curso que ahora termina), el empeoramiento de las condiciones en que el profesorado realiza su labor docente y, sobre todo, el deterioro del servicio público educativo.
Una de las decisiones más graves ha sido la desaparición de la tutoría con alumnos de Secundaria, que supone un retroceso de décadas en la atención educativa al alumnado, dejando cuestiones como el apoyo educativo, la orientación académicoprofesional, la mejora de la convivencia… fuera del horario lectivo.
Tras los durísimos recortes realizados por el Gobierno de la Nación en 2010, ahora la Comunidad de Madrid reduce el tiempo de dedicación a la preparación de clases y actividades extraescolares y complementarias, con un significativo aumento de las horas lectivas del profesorado, además del incremento de alumnos por aula y un aumento de la asignación de materias afines, lo que repercute en la calidad de la docencia.
El recorte va más allá del incremento en el horario de los profesores, ya que todos los centros tendrán que reducir el curso que viene desdobles y refuerzos, han disminuido los recursos para la orientación educativa, apoyos, aulas de enlace, compensatoria y todas las medidas de atención a la diversidad, un recorte que afecta sobre todo a las familias y alumnos con más necesidades educativas, y no contribuye a la lucha contra el elevado fracaso y abandono escolar que sufre la Comunidad de Madrid.
Del recorte no se han quedado fuera tampoco las Enseñanzas de Idiomas, Formación Profesional o Enseñanzas Artísticas, que vienen ya sufriendo una disminución continuada de recursos.
En los Colegios de Educación Infantil y Primaria este inicio de curso será especialmente duro porque, a la falta de recursos a la que la Consejería les ha sometido en los últimos años (aumento de alumnos por clase, eliminación de profesores especialistas, supresión de unidades, disminución de recursos para la detección temprana de problemas de aprendizaje, aulas de enlace, reducción del dinero para el sostenimiento de los centros, eliminación de rutas escolares y becas…), este curso se suma la convocatoria de oposiciones en pleno curso escolar. Los sindicatos de la enseñanza, recogiendo la opinión de los centros, advertimos que la convocatoria en estas fechas va a alterar el normal funcionamiento de los centros.

Los sindicatos representativos del profesorado de la enseñanza pública madrileña valoran muy negativamente estas medidas de la Consejería y sus repercusiones en el profesorado y en la calidad de la enseñanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here