Un vecino confunde a Joaquín Reyes con Puigdemont mientras se grababa un sketch

0
fichero_39440_20180223.png

Un vecino de Torrejón de Ardoz contactó con la Policía Municipal al confundir a Joaquín Reyes con Carles Puigdemont. El humorista se encontraba grabando una pieza audiovisual para un programa televisivo en el que se hacía pasar por el expresident de la Generalitat. Un ciudadano, “mayor” según lo describen los agentes, alertó al 091 de que había muchas personas con banderas catalanas y gritando.

Asimismo, el vecino creyó ver al huido de la Justicia en Bruselas. Los agentes -cuatro hombres y dos mujeres- se personaron en el lugar y comprobaron que allí se estaba grabando un programa de televisión, por lo que se marcharon sin identificar a ninguno de los allí presentes. En este sentido, el propio artista, Joaquín Reyes, ha asegurado que los policías eran “unos cachondos” y “se han reído bastante” tras comprobar que no se trataba del auténtico expresident de la Generalitat, como había alertado un vecino.

“De repente, estamos grabando ya una de mis parrafadas manchegas y veía que el equipo se queda como un gato de escayola y dicen: ¡Ay va! ¡Qué viene la Policía!. Y me giro y veo a seis agentes. Venían despacico: o no les hacía ilusión detener al expresident o se olían la tostada”, ha relatado el humorista.
 

La grabación del ‘sketch’, que se emitirá, según fuentes de la cadena el próximo lunes en ‘El Intermedio’, se ha realizado en el Parque Europa de Torrejón de Ardoz porque allí hay una réplica de la escultura ‘Atomium’ de Bruselas.

Reyes ha intervenido por teléfono esta tarde en el programa de LaSexta ‘Más vale’ y ha explicado que ha pasado “sustico” porque él estaba con sus “chuminadas manchegas” cuando ha visto que “seis agentes” iban hacia él, “eso sí, andando, no corriendo, lo mismo porque se han olido la tostada”.

Han visto que era un rodaje de “Zanguangos”, como se llama su sección en ‘El Intermedio’, “se han empezado a reír” y él les ha dicho que “esa no iba a ser su tarde de gloria”.

“La verdad es que visto de lejos daba el pego. Era tal cual: el pelazo, la mirada épica… Pero tanto como para llamar a la policía”, se ha reído el humorista, que ha contado que la productora del programa ha hablado con el denunciante para explicarle de qué se trataba y el denunciante le ha contestado que “no está la situación para chorradas”.

“Parece un homenaje a Forges -fallecido hoy-. Es todo un disparate. Ahora que está todo tan enconado, estas cosas del surrealismo nos vienen bien a todos”, ha añadido. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here