inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/04/2009 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Juguetes que se pueden ver los primeros sábados de cada mes.
Juguetes que se pueden ver los primeros sábados de cada mes.
Volver a la infancia
El Mercado Puerta de Toledo expone una gran colección de juguetes antiguos los primeros sábados de cada mes. Una experiencia inigualable que permitirá hacer un recorrido por los rincones de nuestra infancia.

 

¿Nadie se ha preguntado alguna vez con qué juguetes se divertían sus padres y sus abuelos? Quien quiera averiguarlo puede despejar esta duda los primeros sábados de cada mes en el Mercado Puerta de Toledo, situado en la autovía de Toledo (A-42). Allí, de 10.30 a 15.30 horas se desarrolla el Mercado del Juguete Antiguo y de Colección. Cerca de 50 expositores ofrecerán a los visitantes todo tipo de juguetes antiguos como el Scalextric, trenes eléctricos, Madelman, Geyperman, muñecas,..., etc., que harán las delicias de los más nostálgicos, pero también alimentarán la curiosidad de los más pequeños. 

Según afirman los organizadores, entre los miles de objetos antiguos que se pueden ver y tocar en la feria, se pueden encontrar desde juguetes de lata, a muñecas del siglo XIX y de los años 20 o de la posguerra, pasando por trenes eléctricos de los años 60 y los personajes que marcaron toda una época como Mazinger Z -ese enorme robot dirigido por humamos- o Superman, el superhéroe por excelencia. Hasta los últimos muñecos de Stars Wars forman parte de esta exposición. Y es que, observando juguetes de distintos tiempos podemos llegar a entender la historia, la cultura y la sociología de cada época: desde los juguetes de metal a los de plástico, hasta el papel o el cartón. 

Verdaderas piezas de museo
El paso de los años ha otorgado a todas estas colecciones de juguetes antiguos un gran valor económico añadido al sentimental. Se han convertido en verdaderas piezas de museo que pueden llegar a mover grandes cantidades de dinero. Ese coche de hojalata o esa muñeca de cartón no sólo son objetos de coleccionista o de forofos del juguete antiguo, sino auténticos productos de inversión. Así, por ejemplo, se puede adquirir un cochecito de chapa de la marca española Payá, fabricado en 1953, por unos 1.200 euros y al cabo de dos años venderlo por unos 1.500 euros. Según los expertos del sector, los juguetes antiguos de precio medio se revalorizan entre un 15% y un 20% cada año. Los coches de scalextric también son muy demandados en la actualidad y por eso en el Mercado Puerta de Toledo se puede ver una gran variedad de modelos a escala, antiguos, descatalogados o de serie limitada. En fin, quien quiera recordar lo más tierno de su infancia o admirar la belleza de los objetos que más ilusión han traído sabe que tiene una cita obligada. La próxima oportunidad será el 3 de mayo.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic