inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 22 de septiembre de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/02/2019 - Julio de la Fuente Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

Perros potencialmente peligrosos

A principios de este año, un anciano de 81 años con Alzheimer falleció tras ser atacado por tres Rottweiler cuando paseaba por la carretera de Villaverde.

Los canes, que no llevaban bozal ni tenían microchips, saltaron una valla de una empresa y le atacaron. El supuesto responsable de los animales fue detenido acusado de homicidio imprudente. Dos meses antes, dos perros de la raza Dogo de Burdeos, cruzados con American Staffodshier, acabaron con la vida de sus dueñas en un chalé de Colmenar de Oreja. Los perros no tenían ni vacunas ni licencias, por lo que sus otros dueños podrían ser duramente sancionados, aparte de las responsabilidades penales que pueden derivarse. Los perros fueron sacrificados.

La Ley de ‘Sacrificio Cero’ de la Comunidad de Madrid permite este extremo en el caso de riesgo a las personas o seguridad manifiestas. Precisamente esta ley, que entró en vigor hace dos años, ha llenado las protectoras de perros de razas potencialmente peligrosas que, según el Real Decreto 87/2002, son Pit Bull, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileño, Akita Inu y Tosa Inu. Algunas comunidades amplían esta lista a otros canes similares y a los cruces de estos. El problema es que estos animales se pusieron de moda hace unos años, pero muchos dueños los abandonan por su carácter y las especiales características que exige la normativa para su tenencia.

Para hacerse cargo de estos animales, los dueños necesitan un certificado de capacidad física y de aptitud psicológica emitidos por centros homologados. Para conducir estos perros en espacios públicos, deben llevar consigo una licencia administrativa. Otro requisito indispensable es el microchip. Además, los perros que están en fincas o parcelas han de tener un cerramiento perimetral completo que impida al animal saltar o asomar la cabeza. Se exige también un seguro de responsabilidad civil y la obligación de pasearlos con una cuerda no extensible de dos metros y bozal.

Pero en determinados casos, como los citados, no se cumplen estos requisitos y luego pasan desgracias. Es responsabilidad de cada dueño conocer las necesidades de su perro, su control y sobre todo su educación. Los animalistas insisten en que se trata de perros morfológicamente muy fuertes, de guarda, y si no se les enseña a socializar correctamente o si tienen una deficiente o mala relación con las personas o con perros muestran agresividad o miedo. Por eso el papel fundamental de sus propietarios. 

Según el Código Civil, el poseedor de cualquier animal o el que se sirva de él sería el responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. El Código Penal va por la misma línea, aunque son pocas las condenas de cárcel por poseer un perro que llega a matar o mutilar a una persona. Y es que los jueces, al amparo de la legislación actual, lo consideran en el mejor de los casos como homicidio imprudente, lo que conlleva unos pocos años de cárcel. Por eso, como siempre, lo mejor es la prevención y centrarse en controlar más eficazmente los requisitos administrativos para la tenencia e incrementar los mecanismos de conducta responsable, educación y adiestramiento obligatorio de este tipo de animales por parte de sus dueños.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic