inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/05/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto
Antonio de Verónica y Saray Cortés reclaman el 'Flamenco por Derecho' de sus antepasados
El próximo 10 de junio, el Gran Teatro Bankia Príncipe Pío acoge una sesión de bulerías, soleares y seguidillas por una de las compañías de baile flamenco más reconocidas del panorama nacional

Una oda a la bailaora Susana Lupiánez -'La Lupi'- o a 'La Salinera',  dos maestras del tablao cuyo taconeado se reencarna en sus pupilos, Antonio de Verónica y Saray Cortés, grandes figuras del flamenco que ahora recuerdan a sus antecesores poniendo  cuerpo y alma en un espectáculo donde convergen todos los palos del 'arte' jondo.

Esta pareja, de dilatada y reconocida trayectoria, interpretará el 'Flamenco por Derecho', una amalgama de sentimientos y  homenajes a los maestros del género, en el Gran teatro Bankia Príncipe Pío, el próximo 10 de junio, a las 20:00 horas. "En este espectáculo sacamos afuera nuestra raza; exteriorizamos la pureza que llevamos dentro", señalan los artífices de este espectáculo, un dúo integrado en una de las compañías de baile flamenco con más prestigio en el panorama nacional.

Bajo la idea de que cada maestro delega su forma de bailar, expresarse, sentir y, al fin y al cabo, parte de su alma,  de Verónica y Saray Cortés quieren transmitir toda esa esencia encima del escenario. "En el espectáculo 'Flamenco Por Derecho' rendimos un homenaje a nuestros maestros, a los maestros de nuestros maestros y a sus antecesores. Porque esa parte del alma que entregaron está con nosotros y tenemos el derecho y la necesidad de enseñársela al mundo".

Según la compañía, cada representación tiene un carácter catártico, casi religioso, donde se honrará el espíritu de los grandes, "a los que dejamos expresarse a través de nuestro baile". De esta manera, el espectáculo se estructura en dos partes indivisas. Una primera que representa la vertiente más antigua y racial del dúo; un baile más cerrado y difícil de entender pero también más potente y emocional. Y una segunda parte donde los artistas manifiestan su presente y expresan su sentir más inmediato; "donde reflejamos el signo de los tiempos flamencos que nos ha tocado vivir y donde sacamos a pasear nuestra aportación personal".









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic