inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 15 de noviembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/10/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La biblioteca de Chamberí presenta 'Nunca pierdas la sonrisa': relato del amor postrado en una cama
El libro lo presentará por Mercedes de Andrés en la Biblioteca José Luis Sampedro (Felipe el Hermoso, 4. Madrid) el próximo lunes, 29 de octubre, a las 20:00 horas.

Los ojos son el espejo del alma y para Antonio Ruiz fueron el único canal de comunicación con su mujer, Pepa, después de que ésta sufriese un ictus que le incapacitaría de pupilas para abajo durante más de 11 años. El fallecimiento de su esposa el pasado 23 de enero de 2017 no sirvió de consuelo para un hombre que se desvivió día y noche durante más de una década para mantener la sonrisa de la persona a la que amaba y cuyo cuerpo quedó enterrado en vida por el denominado ‘Síndrome del Cautiverio’ -la consciencia y la mente permanecen inalteradas frente a una parálisis física total-.

Años de sacrificio y sufrimiento encontraron su alivio en las palabras, las que Pepa transmitía a través de sus castaños iris y que Antonio recogió en el libro ‘Nunca pierdas la sonrisa’, el cual se presentará el próximo lunes 29 de octubre en Biblioteca José Luis Sampedro -en Chamberí, a las 20.00 horas-. “Me he liberado con el libro”, comentaba el autor en una entrevista para el canal de radiotelevisión de Marbella. En la obra, relata todo el amor que comparió con ella, la lucha de ambos hasta el final y el continuo recuerdo de la sonrisa de Pepa, “y que mantuvo hasta el fin de sus días”. 

Lejos de caer en pretensiones políticas, sociales y económicas, ‘Nunca pierdas la sonrisa’ es un canto al cariño que profesó Antonio con Pepa, antes, durante y después de que el ictus cambiase la vida de ambos para siempre. A pesar del duro trago para la pareja, y su hijo -que en el momento del suceso tenía 15 años-, el libro enseña la “lección que mi mujer nos ha dado a todos”, y que más allá del sufrimiento que experimentaron, el profundo afecto que se intercambiaban mantuvo la sonrisa de Pepa hasta su despedida.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic