CaixaForum Madrid suma un vértice al triángulo del Arte

0
15-1.jpg

El Paseo del Prado siempre ha presumido, con un alarde innegable, de la belleza y cultura que rezuma por todos sus poros, de su apuesta por el arte, de su búsqueda de la expresión del alma materializada en lienzos, esculturas, ornamentos y demás. Es por ello que el nacimiento de un nuevo espacio donde de darán cabida multitud de disciplinas artítisticas no hace sino reafirmar su magnificencia y su a-porte a los ciudadanos.

CaixaForum Madrid nace de las entrañas de la antigua Central Eléctrica del Mediodía, víctima del del fuego; sin embargo, aunque se ha adaptado a parte del edificio, su nuevo aspecto, impactante y atrevido, supera a su predecesor y se convierte en un preludio sobresaliente de su interior.

El espacio cuenta con 10.000 m2, frente a los 2.000 de la central, que se reparten en las siete plantas del edificio y que se unen entre sí por una impoluta y sugerente escalera de trazos curvilíneos, que recuerdan al modernismo catalán.

Para entrar al recinto, sostenido por tres apoyos, se ha de pasar antes por  la plaza con su impresionante jardín vertical y las gigantescas esculturas de Igor Mitoraj. Una vez dentro se corrobora el dicho de que lo que importa es el interior, pues ante los ojos del visitante se extiende la amplísima gama de materias que acoge el centro: exposiciones de arte antiguo, moderno y contemporáneo, festivales de música y de poesía, arte multimedia, debates de actualidad, talleres educativos y familiares…

Exposiciones inaugurales
Su comienzo se plantea prometedor: una colección de arte contemporáneo, el ‘Arte en la calle’ de Igor Mitoraj y ‘El pan de los ángeles’, un recorrido de Boticelli a Luca Giordano previsto para el 19 de marzo y que hace vislumbrar la implicación cultural del centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here