inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 17 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/10/2018 - Enrique Redondo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
“Estoy vivo”; una serie arriesgada y de calidad
Que la ficción española pasa por un momento dulce es innegable. Las propuestas cada vez son más interesantes, con producciones más cuidadas, mejores directores y fundamentalmente, unos guiones mucho más complejos de los que eran habituales hasta hace poco menos de un lustro.

Y si se habla de arriesgar y de guiones trabajados sin duda hay que referirse a la serie “Estoy vivo” que actualmente está emitiéndose en su segunda temporada.

“Estoy vivo” se estrenó en septiembre del 2017 y siendo sinceros, tenía todas las papeletas para ser un fracaso… Un género arriesgado como es la mezcla de misterios sobrenaturales y comedia costumbrista, en una plataforma como es Televisión Española cuyos televidentes no son teóricamente el target de ese tipo de ficción. Pues bien, la serie producida por Globomedia y TheGoodMoodProduction fue un éxito, no solo por parte de la crítica, sino y lo que es más importante, por parte de la audiencia, siendo una de las sorpresas de la temporada. Todo ello hacía que fuera previsible la realización de una nueva temporada como ha sucedido.

Así, actualmente se está emitiendo la segunda temporada. Serie arriesgada, no quiere vivir del éxito de su primera entrega y han buscado dar una vuelta de tuerca tanto a la trama como a los personajes. “Estoy vivo” tiene un reparto realmente equilibrado, así como una magnífica dirección que permite a los actores ofrecer lo mejor de sí mismo, sin necesidad de autoparodiarse, circunstancia muy tentadora en un producto de estas características.

Tanto los personajes principales de la trama como Javier Gutiérrez, Anna castillo o un estupendo Alejo Saurasasí como los Fele Martínez y sobre todo Jesús Castejón están realmente brillantes, sabiendo dar a sus personajes el tono adecuado en cada momento. Pero si hubiera que resaltar una virtud de “Estoy vivo” esta sería sin duda el guion, con unos diálogos ingeniosos y creíbles y una trama que resulta de lo más interesante. Y es que Daniel Écija y el resto de su equipo han sabido combinar sin que chirrié ni se vea forzado la difícil combinación de thriller con drama familiar en un contexto cercano y de tintes costumbristas.

Sin duda “Estoy vivo” en esta su segunda temporada es una serie que merece mucho la penay que por circunstancias ajenas a su calidad tales como la bajada de rating de TV1 o la contraprogramación que la están haciendo el resto de cadenas, no está teniendo la suerte que se merece, lo cual no deja de ser frustrante para un producto tan especial y de tanta calidad.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic