inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de julio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/02/2018 - Manuel Pedro Bernáldez Bernáldez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Liberal en una comedia de Cervantes
En este año 2018 que acaba de empezar se cumplirá, el 4 de agosto, el 440 aniversario de la batalla de Alcazarquivir (1578), decisiva para el destino de Portugal y España, ya que, a raíz de ella, al quedar vacante el trono lusitano, Felipe II accedería en 1580, como Felipe I de Portugal, a la corona del país hermano.

Esa batalla famosa se llamó de los tres Reyes porque murieron el sultán usurpador del reino de Marruecos, que los españoles llamaban El Maluco -aliado de los turcos-, así como el anterior depuesto, su sobrino el Jerife -aliado de los portugueses-, y el rey lusitano, don Sebastián.

La repercusión que esta batalla tuvo en nuestra literatura es muy reseñable. Por una parte, la lamentable perdida del poeta Francisco de Aldana, que concurrió como renombrado capitán al frente de los destacamentos españoles, y que desaparecería en combate; también dio lugar a que otros escritores se hiciesen eco de ella como el poeta Fernando de Herrera, Lope de Vega (Tragedia del rey don Sebastián y bautismo del Príncipe de Marruecos) y Vélez de Guevara (La jornada del rey don Sebastián en África).

Cervantes, cuando estaba cautivo en Argel, conoció al que sería el sultán usurpador, el Maluco, que residía allí preparando su invasión de Marruecos con ayuda de los otomanos que dominaban la plaza.

Muley Maluco, que sería la causa de la desastrosa jornada de África de los lusitanos, al invadir Marruecos y derrocar al Jerife reinante que era su sobrino se casó en Argel con la hija de un renegado: Agi Morato, que era el patrón de Cervantes. Cervantes noveló este lance amoroso y lo incluyó, como el Capitán Cautivo, en la primera parte del Quijote. El tema le atrajo tanto que antes había hecho una comedia, los Baños de Argel, en la que dice que su contenido es verdad e historia.

 En ella hay unos curiosos versos en los que utiliza el adjetivo liberal:

Muley Maluco es su esposo

el que pretende ser rey

de Fez, moro muy famoso,

y en su secta y mala ley

es versado y muy curioso.

Sabe la lengua turquesca,

la española y la tudesca,

la italiana y la francesa,

duerme en alto, come en mesa

sentado a la cristianesca.

Sobre todo, es gran soldado,

liberal,sabio,compuesto,

de mil gracias adornado.

 

La batalla de los tres reyes produjo además el exilio en España del hijo del Jarife derrocado,que, con el tiempo, tal y como cuenta Lope de Vega en su comedia, al asistir a la procesión de la Virgen de la Cabeza en Andújar se convertiría al catolicismo y sería bautizado en el Escorial, siendo Felipe II y la infanta Isabel Clara Eugenia sus padrinos. Luego serviría a la corona de España, como un grande de España, bajo el nombre de don Felipe de África, muriendo cerca de Milán y residiendo mucho tiempo en el palacio que tuvo en la calle Huertas de Madrid, curiosamente frente a la casa de Cervantes, esquina a la calle del Príncipe y que debió conocerle sin lugar a dudas.

El gran investigador de la historia de Agi Morato y de don Felipe de África fue el Cronista oficial de la villa de Madrid don Jaime Oliver Asin(Zaragoza 1905-Madrid 1980), inminente arabista, Académico de la historia y Catedrático de Lengua y Literatura española en el Instituto nacional Ramiro de Maeztu de Madrid, donde le tuve de profesor y a cuya memoria y homenaje dedico este artículo.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic