inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 24 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/04/2009 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El escenario de La Latina se llena del humor de Wilde.
El escenario de La Latina se llena del humor de Wilde.
Vuelve a Madrid la importancia de llamarse Ernesto
Tras varios años de gira, y alrededor de 36 meses en cartel, el Teatro La Latina acoge la representación de una de las obras maestras de Oscar Wilde.

No se imaginaba Oscar Wilde que más de 100 años después de estrenar La importancia de llamarse Ernesto, la dicotomía entre la honestidad y la apariencia, propia de la Inglaterra victoriana, seguiría estando vigente. Por eso, esta obra, una de las más aclamadas del autor inglés, no pasa de moda y así lo demuestra, cada noche, el público que acude hasta el Teatro La Latina. 

Daniel Pérez y Eduardo Galán han preparado, en esta ocasión, una versión inteligente y escenográficamente sobria del clásico, respetando el ingenio y la brillantez del texto original de Wilde. Dos aspectos que se complementan con las interpretaciones frescas de un elenco artístico, compuesto por actores de la talla de Daniel Muriel (que triunfa en Escenas de Matrimonio), Carmen Morales (Dos de mayo. La libertad de una nación), Fran Nortes (Hermanos y detectives), Arantxa de Juan (Agitación+IVA) y Ana Cerdeiriña (La Tira). 

En esta nueva versión, como en las anteriores, la carcajada está asegurada, gracias a los múltiples enredos que el argumento propone. El secreto de Jack Worthing, caballero serio de día y hombre díscolo y disoluto, es su hermano ficticio, Ernesto Worthing, un nombre que se inventa para encajar sus diferentes estilos de vida. A esta circunstancia se unen un amigo, una protegida y un amor, el de la caprichosa Gwendolen. El resto es todo un embrollo que regala momentos realmente desternillantes.

La importancia de llamarse Ernesto vuelve a Madrid tras el éxito cosechado en la gira. Son ya tres años en cartel y miles de aplausos por varias provincias españolas. Y es que, como afirman los adaptadores, “esta obra es para el deleite de todos los públicos y todas las edades. Para disfrutar en toda su extensión”.

El reparto

DANIEL MURIEL 
es Jack Worthing en el campo y Ernesto Worthing (su hermano imaginario) en la ciudad. El famoso actor de Escenas de Matrimonio encarna al perfecto cara dura.

CARMEN MORALES da vida a Gwendolen, la mujer consentida y superficial, enamorada de un nombre de varón. Una interpretación en la que la actriz brilla con luz propia.

FRAN NORTES es Algy Moncrieff, íntimo amigo de Ernesto, con el que comparte el gusto por la vida disoluta y extravagante. Nortes aporta frescura y desenfado a un personaje fundamental.

ANA CERDEIRIÑA encarna a la fabulosamente rica, Cecilia Cardew, la protegida de  Jack que terminará enamorándose de Algy. Cerdeiriña consigue momentos realmente desternillantes.

ARANTXA DE JUAN da vida a Lady Bracknell, la suegra temida e interesada, un tanto estridente, que busca para su hija Gwendolen y su sobrino Algy, una pareja con dinero y buena posición.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic